Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luz verde al fondo de rescate de bancos y cajas

El Consejo de Ministros ha dado el visto bueno a la creación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), que servirá para prestar apoyo a las entidades financieras en problemas y reforzar su capital.
Según ha explicado la vicepresidenta primera del Gobierno durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha apuntado esta herramienta nace a pesar de que el sistema bancario español ha demostrado "tener una sobrada solvencia". "Pero en la actual coyuntura algunas entidades podrían tener problemas", ha añadido María Teresa Fernández de la Vega.
Facilitar las fusiones
Según la vicepresidenta, el fondo persigue un doble objetivo: garantizar la reestructuración de las entidades de crédito, entre las que incluyó bancos, cajas, cooperativas y establecimientos de crédito, y reforzar los recursos propios en procesos de integración para que ninguna entidad tenga problemas.
El FROB tendrá una dotación inicial de 9.000 millones, aportado en dos terceras partes por el Gobierno (6.000 millones) a cuenta de los fondos no utilizados del Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), y en un tercio por los FGD (3.000 millones). Sin embargo, tiene una capacidad para endeudarse de hasta 90.000 millones.
La propuesta de reordenación del sistema contempla la posibilidad de que el Banco de España obligue a emprender procesos de integración a las entidades que reciban dinero público del FROB.