Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lorenzo Sanz intentó comprar el Parma vendiendo cuadros a la mafia

La investigación en el marco de la cual el ex presidente del Real Madrid Lorenzo Sanz fue detenido el pasado miércoles acredita que vendió medio centenar de pinturas a la mafia calabresa con el objetivo de reunir el dinero necesario para comprar el Parma, un equipo de fútbol italiano en bancarrota.
Según fuentes policiales, así consta en varias comisiones rogatorias remitidas por las autoridades italianas y en las que queda acreditada la relación de Sanz y de varios anticuarios españoles con la 'Ndrangheta', la organización mafiosa asentada en la región de Calabria.
Las fuentes consultadas han señalado que los hechos se remontan a 2005, cuando el ex presidente madridista planeó la compra del Parma. El equipo estaba en venta y la sociedad que lo sostenía estaba intervenida judicialmente por una deuda cercana a los 300 millones de euros.
La operación, por la que los directivos del club solicitaron 27,5 millones de euros, le fue propuesta a Sanz por un anticuario, que después se encargaba de gestionar el traspaso ilegal de las obras de arte.
Cesión de jurisdicción
El delito del que se acusa a Sanz consiste en haber sacado numerosas obras de arte de España, para ser comercializadas en Italia, sin la preceptiva autorización de la Junta de Valoración y Calificación y Exportación del Ministerio de Cultura, contraviniendo así las disposiciones penales en materia de contrabando.
El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz decidió remitir a la Justicia italiana la investigación contra el empresario y ex presidente del Real Madrid al conocer la relación del caso con la mafia.