Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López de Uralde ya está en España

Juan López de Uralde, director de Greenpeace EspañaReuters
Juan López de Uralde, director de Greenpeace España, está ya en Madrid. Un día después de su liberación, los activistas de Greenpeace han comparecido en rueda de prensa en la capital danesa, para explicar lo vivido tras su detención en una acción de protesta en la Cumbre del Clima de Copenhague.
Tras permanecer detenido durante 20 días en una prisión danesa por esta acción de protesta, el director de Greenpeace España, Juan López de Uralde, ha insistido en la importancia de "solucionar el problema del cambio climático" por lo que apostó por "volver a hacer presión sobre los gobiernos".
Asimismo, ha considerado que la liberación de los activistas fue resultado de "la presión internacional y de la presión ciudadana" y ha calificado de "desproporcionado" el trato recibido por las autoridades danesas.
"Innecesaria crueldad"

Uralde ha calificado de "innecesariamente cruel" el trato recibido por parte de las autoridades danesas durante sus 20 días de prisión preventiva.
Además, el dirigente de la organización ecologista ha defendido el "derecho básico democrático" de la sociedad civil a celebrar actos de protesta pacíficos para expresar sus demandas y ambiciones y ha reiterado que volvería a realizar "una y mil veces" la protesta que le condujo a prisión.
Se cuestiona el sistema judicial danés
Por su parte, el embajador de España en Dinamarca, Melitón Cardona, ha advertido de que es "arriesgado" dudar de la legitimidad del sistema judicial danés, tras la detención preventiva de los activistas de Greenpeace por colarse en la cena de jefes de Estado y de Gobierno ofrecida por la reina Margarita durante la Cumbre del Clima de Copenhague.
En declaraciones a la Cadena Ser, ha asegurado también que no le sorprendió este tipo de acción por parte de las autoridades danesas porque tienen una "dureza extraordinaria" en la aplicación de sus leyes. "Sorprender no me ha sorprendido nada", dijo.
Asimismo, ha precisado que "técnicamente" la liberación de los activistas no se debió a acciones diplomáticas, aunque ha comentado que el cónsul español en Copenhague trasladó al subsecretario danés de asuntos consulares el malestar del Gobierno y el estado de la opinión pública española.