Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Londres se lava las manos, pero se beneficia de excarcelación del terrorista

LibiaReuters
El Gobierno de Londres se ha lavado las manos al atribuir exclusivamente al de Edimburgo la excarcelación y entrega a Libia del único individuo condenado por el peor atentado terrorista del Reino Unido, el de Lockerbie que causó 270 muertos. Aunque si que se benificiará de la polémica medida.
El Ejecutivo británico ha reiterado que la decisión la adoptó de modo autónomo el gabinete escocés, de carácter nacionalista. Y además ha negado la existencia de cualquier acuerdo con Trípoli para liberar a Al Megrahi, de 57 años y que sufre un cáncer de próstata en fase avanzada.
Motivos humanitarios
Tras cumplir sólo ocho años de condena el libio fue puesto en libertad este pasado jueves por motivos humanitarios. Así que únicamente ha cumplido ocho de la cadena perpetua a la que estaba condenado por el peor ataque terrorista contra Reino Unido.
El ministro británico de Empresa, Peter Mandelson, ha rechazado la existencia de un pacto con el jefe del Estado libio, el coronel Muamar el Gadafi, motivado por intereses puramente económicos, y ha calificado incluso de "ofensiva" cualquier sugerencia en ese sentido.
Eso sí, Mandelson ha reconocido que, cuando se reunió este año con el hijo del coronel, éste le mencionó el tema del terrorista preso, como ha hecho Libia en muchas otras ocasiones. Aunque si que ha asegurado que el desarrollo de las relaciones económicas entre Londres y Trípoli ha estado y seguirá estando totalmente al margen de la liberación de Al Megrahi.
Gadafi elogia la liberación
Por su parte, el líder libio ha expresado ante las cámaras su agradecimiento no sólo a Brown, sino también a la reina Isabel II de Inglaterra y al príncipe Andrés.
Sin embargo, Mandelson ha restado importancia a esas palabras de Gadafi asegurando que no hay que tomarlas "literalmente" y ha agregado que lógicamente los libios han sentido "alivio" al ver a Al Megrahi otra vez en el país, junto a su familia.
Pero las declaraciones de miembros del Gobierno de Brown han sido recibidas con recelo por la prensa británica y miembros de la oposición conservadora. Así, el líder de la oposición, David Cameron, ha criticado a Brown por su silencio en cuanto al tema.
Relaciones bilaterales
Las relaciones bilaterales entre el Reino Unido y Libia han avanzado con rapidez desde que el entonces primer ministro británico Tony Blair se entrevistó con Gadafi a las afueras de Trípoli en 2004, poniendo así fin a la condición de paria internacional del líder libio.
Los gobiernos de Londres y Trípoli ratificaron posteriormente un acuerdo para el traslado de prisioneros entre los dos países hecho a la medida de Al Megrahi, aunque el Gobierno escocés asegura que no se acogió al mismo para liberar al terrorista porque no se contó con Edimburgo a la hora de negociarlo.