Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libertad bajo fianza para los cinco detenidos por el caso de corrupción del Palma Arena

Continúan las declaraciones en PalmaCuatro
El juez de Instrucción número 3 de Palma, José Castro,ha decretado esta madrugada, a las 04.24 minutos, a petición de los fiscales anticorrupción, Pedro Horrach, y Miguel Ángel Subirán libertad bajo fianza de 50.000 euros para el ex-director general de Deportes del Govern en la pasada legislatura y campeón olímpico en Atlanta 96, José Luis 'Pepote' Ballester, y para el ex-gerente del Palma Arena, Jorge Moisés; de 25.000 euros para el director de la empresa de Comunicación Nimbus, Miquel Romero, y de 15.000 euros para el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma, Rafa Durán, y el jefe de la UTE de las obras de esta infraestructura deportiva, Miguel Ángel Rodríguez.
Los letrados de los arrestados ya han pagado las respectivas fianzas, con el fin de que sus clientes pudieran dormir en sus domicilios evitando así el ingreso en la Prisión Provincial de Palma. En el caso concreto de Moisés y 'Pepote', tienen de plazo hasta el lunes a las 14.00 horas para hacer efectivo el pago de la fianza de 50.000 euros por un delito de malversación de fondos públicos.
Corrupción en la construcción del Palma Arena
El magistrado ha adoptado esta decisión, tras una maratoniana jornada de 17 horas de toma de declaraciones en los Juzgados de Vía Alemania de Palma, que comenzó este pasado sábado a las 08.50 horas con la llegada a las dependencias judiciales de los cinco detenidos que habían permanecido durante 72 horas en los calabozos de la Policía Nacional.
Estaban acusados de delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, cohecho, falsedad documental y negociaciones prohibidas con funcionarios, durante la construcción del velódromo Palma Arena, en Palma de Mallorca. La causa continúa en secreto sumarial.