Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libertad provisional para Rufino Etxeberria, uno de los interlocutores de Batasuna en Loyola

Rufino Etxeberria y Arnaldo OtegiReuters
La Audiencia Nacional ha decretado la libertad provisional para el dirigente de Batasuna Rufino Etxeberria, quien abandonó a las 19.00 horas la cárcel madrileña de Aranjuez en la que se encontraba temporalmente después de que este verano fuese agrupado en la prisión de Logroño junto a los también dirigentes de la izquierda radical 'abertzale' Joseba Alvarez y Juan José Petrikorena, informaron fuentes jurídicas.
De este modo, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal ha rechazado prorrogar su situación de prisión en la que se encontraba después de su detención en la operación desarrollada en la localidad guipuzcoana de Segura por orden del juez Baltasar Garzón contra la cúpula de la formación ilegalizada.
La Audiencia Nacional también tiene que decidir sobre la prisión de los miembros de Batasuna Joseba Permach, Juan Cruz Aldasoro y Joseba Álvarez. La Fiscalía de la Audiencia Nacional había pedido que prolongasen el encarcelamiento de los cuatro históricos miembros de la formación abertzale ilegalizada durante dos años más.
Acercamiento al País Vasco
Esta salida de prisión de Etxeberria se produce después de que el pasado junio el Departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba decidiese agrupar a Joseba Alvarez, Rufino Etxeberria y Juan José Petrikorena en la cárcel de Logroño. La decisión se enmarcaba en la política del ministerio del Interior de acercar o alejar reclusos en función de sus posiciones respecto a ETA.
No obstante, los tres se encontraban estos días temporalmente en prisiones madrileñas ya que han sido trasladados para asuntos procesales ante la Audiencia Nacional.
Rufino Etxeberría fue detenido en la operación contra la cúpula de Batasuna ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en la localidad guipuzcoana de Segura el 4 de octubre de 2007. Se encontraba desde el pasado abril en la cárcel madrileña de Aranjuez hasta que el pasado mes de junio fue trasladado a Logroño.
Este dirigente desempeñó un papel destacado durante las conversaciones que acompañaron el último alto el fuego de ETA entre Batasuna, PSE y PNV en el Santuario de Loyola. En concreto, Etxeberria acompañaba al líder 'abertzale' Arnaldo Otegi a varios de estos encuentros secretos en la fase en la que comenzaba a tambalearse el proceso de paz.