Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Larsson contra Larsson

Sangre Derramada, la novela de Asa Larssoncuatro.com
Los escritores Asa Larsson, una de las escritoras de crímenes y asesinatos de la novela negra proveniente de Suecia, ha mostrado su última novelas en la Feria del Libro de Madrid. Según ha explicado Larsson, la protagonista de sus libros es un personaje con el que se identifica. Ambas provienen del norte, a cuyos ciudadanos se considera "introvertidos, de modales rudos y personas que beben mucho", ha comentado.
En cuanto a la religión, ha indicado que se trata de un país "muy secularizado, y hay muchas iglesias libres y sectas". Para la escritora esto supone un problema, porque "cuando es un adulto quien entra a formar parte acude como una persona libre, pero en el caso de los niños no". Además, el hecho de ser una sociedad muy secularizada provoca, a su juicio, que las personas entren a formar parte de estos grupos.
Antes de dedicarse plenamente a la literatura, Larsson ejercía como abogada en un bufete. "No tenía sentimiento de pertenencia a ese mundo tan materialista, así que comparto la sensación que tiene la protagonista al llegar a su hogar", ha declarado. Larsson ha señalado que en su país natal, Suecia, el problema de la violencia y el abuso es un "problema real", aunque ha apuntado que "eso ocurre allí y en todas partes". Respecto al papel de la mujer en la sociedad y en la literatura, ha afirmado que "su rol está cambiando".
"El protagonista masculino en las novelas negras siempre ha podido ser malo e inspirar miedo, sin que esto se tenga que justificar, y en el caso de la mujer, en cambio, no pasa lo mismo", ha revelado Larsson, apostillando que "esto está cambiando", porque cada vez hay "más libertad" a la hora de escribir y poder hablar de una mujer violenta y que inspire amor o admiración al mismo tiempo.