Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kosovo traficaba con órganos de presos serbios

Kosovo traficaba con órganos de presos serbiosReuters
Un informe del Consejo de Europa, redactado por el legislador suizo Dick Marty, ha sido un golpe muy duro para el primer ministro kosovar, Hashim Thaci. El documento revela que los soldados kosovares del UCK (Ejército de Liberación de Kosovo) retenían a algunos prisioneros serbios en casas separadas y les mantenían en buenas condiciones para después matarlos y vender sus riñones.
Además, también hay una dura acusación personal para el primer ministro. El informe asegura que Hashim Thaci fue alguna vez el jefe de un submundo criminal detrás del tráfico de órganos.

La órganos fueron extraídos de los prisioneros serbios en 1999 y 2000. Según testimonios recogidos por los autores del informe, los prisioneros eran ejecutados de un disparo en la cabeza e inmediatamente eran "operados para extraerles uno o varios órganos", principalmente los riñones, que después se vendían a clínicas privadas extranjeras.
Entre los miembros de la red criminal, el informe identifica a Shaip Muja, dirigente histórico del UCK y actualmente consejero político del propio Thaci, especialmente en materia de sanidad, por su formación como cirujano.
En lo que respecta a Thaci, cuya formación encabeza los resultados preliminares de las elecciones legislativas del domingo, "se lo solía definir en los informes de los servicios secretos como el más peligroso de los padrinos del hampa del UCK", indica el documento del Consejo de Europa.
Aunque Marty no especifica cuántos asesinatos se produjeron para comerciar con riñones, la justicia serbia los eleva a 500. El ministro de Relaciones Exteriores serbio, Vuk Jeremic, ha afirmado dudar de que el actual primer ministro tenga "futuro", tras la difusión del informe del Consejo de Europa.
Reacciones

El primer ministro kosovar, Hashim Thaçi, ha calificado de "propaganda malintencionada" las acusaciones del legislador suizo Dick Marty sobre el crimen organizado en Kosovo y ha anunciado que estudiará las posibilidades legales ante el informe al respecto del Consejo de Europa.
En una rueda de prensa celebrada en Pristina, el ex líder guerrillero albano-kosovar ha negado que participara o liderara el tráfico ilegal de órganos de prisioneros serbios durante el conflicto de Kosovo (1998-1999), como denuncia Marty. Ha asegurado que "los ciudadano de Kosovo afrontan una vez más una propaganda malintencionada cuyo objetivo es la denuncia del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) y sus líderes".
Ha agregado que el informe es "escandaloso", que las acusaciones son "monstruosas" y que se trata de "calumnias y mentiras, recicladas de la propaganda de ciertos círculos que no desean el bien de Kosovo". "En todos los casos se ha comprobado que no existe base alguna para estas acusaciones controvertidas", ha afirmado Thaçi.
Marty, que ejerce de relator de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, le acusa en su informe de haber sido un "actor clave" de la mafia y el crimen organizado de Kosovo, aunque no ha presentado pruebas al respecto.
La portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, pidió al coautor del informe, el suizo Dick Marty, que presente las pruebas que tiene a la Misión Europea de Policía y Justicia en Kosovo (Eulex). Para Marty, "numerosos indicios parecen confirmar que se extrajeron órganos de prisioneros en una clínica en territorio albanés, cerca de Fushe-Kruje (a 20 kilómetros al norte de Tirana) para transportarlos al extranjero para su transplante".