Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juantxo López de Uralde, liberado

El Director de Greenpeace España, Juan José López de Uralde ha hablado con Noticias Cuatro y CNN+ inmediatamente después de su salida de la cárcel en Copenhague. Tras 21 días incomunicado, López de Uralde se muestra "muy contento" pero afirma "no tener una noción muy clara de la situación".
Según ha denunciado, las autoridades danesas les han sometido "a una incomunicación que consideramos desproporcionada y muy cruel para la magnitud de la protesta pacífica que llevamos a cabo". Según ha denunciado, "durante 20 días nos han vetado la comunicación con el exterior. No se nos ha preguntado nada. Sólo ayer, tras 20 días en prisión, nos ha interrogado la policía. Es un trato innecesariamente cruel".
Encarcelados en el "ala de los prisioneros del clima"
Los activistas han sido recluidos en un ala que los otros presos han bautizado como la "de los prisioneros del clima". Según ha relatado a Noticias Cuatro y CNN+, los cuatro detenidos de Greenpeace se han enterado de su puesta en libertad dos horas antes de su salida de la cárcel. "El abogado nos ha llamado a los cuatro -ha relatado López de Uralde?y cuando hablaba por teléfono y le hemos oído decir: `van a ir al Raimbow Warrior? y nos hemos dado cuenta de que íbamos a salir".
En la prisión fueron conscientes del apoyo popular que su caso había despertado en España. "Sé que se presentaron 50.000 firmas en la embajada porque un preso nos lo gritó desde su celda. Él lo había visto en televisión".
Lo primero que ha hecho tras salir de la prisión ha sido "pedir un móvil para hablar con mi mujer y con mis hijos".
Uso político de la detención
López de Uralde denuncia que ha habido un uso político del caso que les ha convertido en chivos expiatorios del fracaso de la cumbre del clima. "Sabíamos positivamente que nos iban a detener el día 17 de diciembre -afirma- pero esa misma noche, la Policía nos dijo que no habíamos cometido ningún delito y que nos iban a deportar esa misma mañana. Después, esa misma mañana, se cambia la calificación jurídica y vamos a prisión. Entendemos que fue un castigo político, una revancha porque dejábamos en evidencia la seguridad de la cumbre". "Hemos sido el chivo expiatorio de una mala organización de la cumbre y de toda una serie de errores cometidos en la organización. La consigna fue: "les vamos a dar duro".
Regreso a España mañana
Los activistas han convocado una rueda de prensa para mañana a las 11:30. El activista pretende "volver a España mañana mismo".
La liberación
La Policía danesa ha puesto en libertad a Juan López de Uralde, Director Ejecutivo de Greenpeace España, y a los otros tres activistas de la organización no gubernamental detenidos en el marco de las manifestaciones que se desarrollaron durante la Cumbre internacional sobre cambio climático.
Pasadas las 6 de la tarde han abandonado la prisión en la que se encontraban recluidos, tras una reunión de los embajadores de los países afectados con el Jefe de los Servicios Jurídicos de la Policía danesa esta misma mañana, según han confirmado a CNN+ y Cuatro fuentes de la ONG. López de Uralde ha abandonado la prisión "con una sonrisa en la boca" -según describían quienes le acompañaban. María José Caballero, Coordinadora de Campaña de Greenpeace, ha asegurado que lo primero que ha hecho el activista al abandonar la prisión ha sido "cumplir un compromiso: hablar con su mujer".
El paso a disposición judicial de López de Uralde, que debía tener lugar mañana, ha sido pospuesto indefinidamente, aunque la Policía danesa mantiene los cargos que pesan sobre ellos. El activista tiene previsto regresar a España mañana mismo, tras la rueda de prensa que Greenpeace ha convocado a las 11.30h de la mañana.