Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Vicente Barcia: "España no puede ceder ante el grupo de chacales que gobierna Marruecos"

El tiempo se agota para Aminetu HaidarCuatro/CNN+
Más de tres centenares de personas se manifestaron la tarde del viernes en Madrid para apoyar a la activista saharaui Aminatu Haidar y reclamar la "descolonización" del Sáhara Occidental, en un acto convocado por la asociación Voluntad y Determinación, que ha amenazado con nuevas huelgas si la situación no se soluciona de inmediato. "Aminatu no va a morir sola", subraya el portavoz de la asociación, José Vicente Barcia .
La protesta, convocada bajo el lema 'Marcha de las Luciérnagas', comenzó en la Puerta del Sol y finalizó frente al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, junto a la Plaza Mayor. Durante la manifestación, en la que participaron alrededor de 300 personas que caminaban en filas de a dos portando velas, se pudieron oír consignas como 'Marruecos culpable, España responsable', 'Todos somos Aminatu', '¿Dónde están los Derechos Humanos?' o leer pancartas con lemas como 'Un Rey amigo de dictadores', 'Marruecos, criminal; España, cómplice' o '¿Dónde está la ONU?'.
En declaraciones a la prensa antes de la protesta, Barcia solicitó al Gobierno que abandone "las relaciones privilegiadas con la dictadura de Marruecos" y escuche la voz de Aminatu Haidar, en huelga de hambre desde hace 27 días para reclamar su regreso a El Aaiún. "Marruecos es una dictadura y no entendemos por qué España mantiene relaciones privilegiadas con un país que ha demostrado no tener ningún miramiento con los derechos humanos más fundamentales", ha subrayado.
Según Barcia, España "no puede ceder ante el grupo de chacales que gobierna Marruecos", que, en su opinión, "cuenta con la complicidad" de la comunidad internacional. "Si Aminatu muere, hay que decirlo claro, no solamente será por la ejecución de Marruecos, sino debido a la complicidad del Gobierno, la Unión Europea y la comunidad internacional", explica.
"Deseamos que el desenlace de este conflicto sea rápido, y que ese desenlace sirva para que Aminatu no muera; pero, sobre todo, que sirva también para ver cuál es la raíz política del conflicto saharaui", destacó Barcia, quien señala que la problemática de este pueblo llegará a su fin cuando la sociedad internacional "le plante cara a Marruecos".
La dignidad del Sahara
Al final de la marcha, que concluyó frente al Ministerio de Asuntos Exteriores, Barcia leyó un manifiesto, elaborado por Voluntad y Determinación, en el que recordó que el problema saharaui se remonta a 1975, cuando España abandonó su antigua colonia.
"El pueblo saharaui nos ha mostrado el significado de la palabra dignidad, de la palabra valentía, de la palabra resistencia -indicó-. Desde hace 34 años, Marruecos ha intentado borrar estos significados de la memoria colectiva, y lo ha hecho con la complicidad (...) de España, que supedita los derechos humanos a sus intereses económicos y territoriales".
En su opinión, si el pueblo saharaui "hubiera celebrado el referéndum aprobado por la ONU", esta situación "no se habría producido nunca" y, "mientras este referéndum no se celebre", subrayó, los saharauis "seguirán luchando por aquello que es justo y, junto a él, la sociedad civil española". "La respuesta al problema es sencilla", precisó.
Asimismo, y según Barcia, el papel de los medios de comunicación en este conflicto ha sido "decepcionante". "Los medios han sido cómplices de esta injusticia reduciendo el contencioso del Sáhara a un problema humanitario", afirmó el portavoz de Voluntad y Determinación, quien añadió que la prensa "ha escondido las verdaderas causas del problema".