Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jesús Neira, condenado a 1.800 euros de multa y 10 meses de retirada de carné

Neira, presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, ha conocido esta condena tras comparecer en los juzgados de la Plaza de Castilla en Madrid a un juicio rápido por un delito contra la seguridad vial, tras ser sorprendido conduciendo con una tasa de alcohol el triple de la permitida.
La decisión del juez ha sido comunicada a los medios por el abogado de Neira, Javier Gómez de Liaño, ya que el acusado ha abandonado los juzgados junto a su esposa sin hacer declaraciones.
Neira pedirá a Esperanza Aguirre que le cese
El profesor universitario Jesús Neira, ha dicho que no piensa dimitir de su cargo porque "éticamente" es "intachable" y ha aseverado que pedirá a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que "ejerza su función" y le cese.
"Le diré claramente (a Aguirre) que ejerza su función, es decir, que me cese porque yo éticamente soy intachable y no he trasgredido la ética y por tanto no dimito ni voy a dimitir. Le agradecería enormemente que me cese. Que me cese porque no quiero estar en esta situación".
Neira: "No tengo que pedir perdón. No iba bebido"
Bajo una gran expectación, el profesor universitario llegó a las dependencias judiciales a las 10.15 horas para comparecer en el juicio rápido que se celebró por el delito que presuntamente cometió el pasado miércoles al conducir con una tasa de alcoholemia 0,87 miligramos de alcohol por aire espirado.
Rodeado de un gran número de medios, Neira se negó a hacer declaraciones y se limitó a señalar que no tiene que pedir perdón. "Yo no iba bebido", ha querido aclarar Neira, quien, según su versión, su estado lo provocó la mezcla de medicamentos con media copa de vino.
Según la Guardia Civil, los hechos ocurrieron la noche del pasado miércoles a la altura del kilómetro 5 de la M-40. Un policía nacional que se encontraba en esos momentos circulando por este punto observó como un coche "iba haciendo eses" y cómo "los coches se veían obligados a frenar", incluso llegando a ver cómo el coche chocó de forma leve con un camión.
El agente, que estaba fuera de servicio, le hizo una maniobra para obligarle a detener el vehículo y avisó al 062 para que se desplazara al lugar una patrulla de tráfico. La Policía detuvo a Neira, quien presentaba "síntomas evidentes de alcoholemia", y se le trasladó a la Comisaría del Barrio del Pilar.
A Neira se le practicaron dos pruebas de alcoholemia, dando más del triple de la tasa permitida al tener 0,87 miligramos de alcohol por aire espirado cuando el máximo permitido es 0,25 miligramos. Por ello, se le acusó de un delito contra la seguridad vial.