Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Japón recuerda el bombardeo atómico hace 64 años durante la II Guerra Mundial

La conmemoración ha congregado en la ciudad sureña de Nagasaki a más de 3.000 personas que han dedicado unos minutos de silencio por las víctimas del lanzamiento de la bomba atómica por parte de EEUU, conocida como 'Fat Man', hace 64 años.
El bombardeo ocurrió tres días después de que el ejército de Estados Unidos lanzara una bomba similar en Hiroshima y se estima que en Nagasaki produjo 74.000 muertes hasta el final del año 1945, mientras que posteriormente fue elevado hasta lo 149.266. Seis días después de la explosión de Nagasaki, Japón se rindió, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial.
Un mundo sin armas nucleares
Durante la ceremonia el alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, ha respladado la propuesta del presidente estadounidense, Barack Obama, para conseguir un mundo libre de armas nucleares y ha recordado que los habitantes de Nagasaki quieren que el mandatario norteamericano visite la ciudad. Según Taue, "Japón debe liderar iniciativas para extender en el mundo los ideales de paz y renuncia de la guerra", tal y como consta en la Constitución nipona.
El alcalde ha pedido al Gobierno japonés que legisle en contra de la producción, posesión y el paso de estas armas por territorio japonés, del mismo modo que trabaje en la creación de una zona libre de armas nucleares en el noreste de Asia, incluido Corea del Norte.
El régimen norcoreano realizó en mayo su segundo ensayo nuclear, violando las resoluciones de Naciones Unidas que le prohíben este tipo de desarrollos armamentísticos.