Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel ataca la "flotilla" de ayuda a Gaza y causa al menos una decena de muertos

Los seis buques de la 'Flotilla de la Libertad', entre ellos el 'Mavi Marmara', el barco de bandera turca asaltado este lunes por la Marina israelí, han llegado al puerto de Ashdod escoltada por buques de la Armada.
Por el momento no se tienen datos sobre qué ocurrirá ahora con los cientos de activistas que viajan a bordo del buque, casi 600, entre ellos los dos miembros de la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría, Manuel Tapial y Laura Arau, y el periodista español de la cadena venezolana Telesur David Segarra.
Al menos diez muertos
Al menos una decena de personas han muerto, según los medios israelíes, en el asalto durante la operación de interceptación de la Marina israelí contra la caravana humanitaria formada por seis barcos que se dirigía a la Franja de Gaza. El ataque se ha producido en aguas internacionales.
La portavoz del Gaza Free Movement (una de las organizaciones integrantes del convoy), Mary Hughes Thompson, ha asegurado que comandos israelíes descendieron desde un helicóptero sobre la cubierta del barco turco, el que lideraba el convoy, y se hicieron con el control del navío. No obstante, algunas fuentes ya hablan de 19 muertos y más de 70 heridos.
La flotilla de barcos, que portan 10.000 toneladas de material humanitario, desafiaron el bloqueo naval a que Israel somete a la Franja de Gaza y rechazaron la oferta por parte de Israel de entregar la ayuda a los palestinos a través de las autoridades israelíes.
El Ejército israelí se justifica
Pese a lo sucedido, el Ejército israelí informa, en un comunicado, que ellos no "atacaron" la flotilla humanitaria que se dirigía a la Franja de Gaza con ayuda humanitaria, sino que se limitaron a hacer cumplir la orden del Ejecutivo de Tel Aviv de impedir cualquier entrada no autorizada al enclave palestino. "Esta flotilla es una provocación que busca deslegitimar a Israel. Querían entregar en Gaza una carga que podrían haber enviado a través de Israel, como se hace diariamente", añadía el comunicado, recogido por CNN.
El Ejército israelí denuncia que los activistas que viajaban a bordo de la flotilla solidaria con ayuda para la Franja de Gaza atacaron con "fuego real", así como con cuchillos y palos a los soldados que les interceptaron esta madrugada antes de llegar a su destino. Según el Magen David Adom (equivalente israelí a la Cruz Roja), hay seis soldados hebreos heridos.
Además, el viceministro de Asuntos Exteriores de Israel, Danny Ayalon, ha asegurado que el objetivo de la flotilla humanitaria era romper el bloqueo impuesto por Israel a la Franja de Gaza y advirtió de que su Gobierno no permitirá que se abra un corredor naval "para el contrabando de armas y terroristas". El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, también ha responsabilizado a los activistas internacionales de la violencia.
Sin embargo, el padre del cooperante español Manuel Tapial ha negado que la 'Flotilla de la Libertad' transportase armamento o colaborase con el grupo palestino Hamás al tiempo que dijo desconocer el paradero de su hijo tras el ataque a la misión humanitaria por parte de soldados israelíes. "Ahora mismo, está muerto, está herido o está detenido", afirmó.
Los españoles están "bien"
A bordo del convoy humanitario viajaban en torno a 600 personas, entre los que había tres españoles, el valenciano David Cegarra, periodista del canal venezolano Telesur; y dos cooperantes de la ONG "Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría", el madrileño Manuel Tapial y la catalana Laura Arau. Todos ellos se encuentran bien y a la espera de ser repatriados a España, según ha confirmado el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, al puntualizar que ninguno resultó herido en el asalto.
España y la ONU piden explicaciones
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapateroha calificado de "hechos graves y preocupantes" la muerte de 16 personas.
El embajador de Israel en España, Raphael Schutz, ha sido convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para pedirle explicaciones por estos hechos. En ausencia del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, de viaje en Ginebra, Schutz será recibido por el director general para el Mediterráneo, Magreb y Oriente Próximo, Fidel Sendagorta, según fuentes diplomáticas.
También, el coordinador especial de la ONU para el proceso de Paz en Oriente Medio, Robert Serry, y Filippo Grandi, Comisario General de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina, han expresado su consternación por lo ocurrido con los barcos de ayuda humanitaria a Gaza y han asegurado que están en contacto con Israel para que dé explicaciones e instarle a no tomar "nuevas medidas".
Turquía protesta e Israel toma precauciones
Este suceso desencadena una tensión entre Turquía e Israel. El Gobierno turco ha expresado su "enérgica protesta" por el asalto militar israelí contra el buque turco. El ministro de Asuntos Exteriores turco ha informado, en un comunicado, que el asalto es "inaceptable". "Israel tiene que afrontar las consecuencias de este comportamiento", decía el texto.
Turquía, además, ha informado de que ha llamado a consultas al embajador israelí en Ankara.
Por su parte, el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, ha convocado en Jerusalén una reunión de emergencia con los miembros de su departamento, después del asalto efectuado por la Marina israelí. Asimismo, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha pedido a los turistas israelíes que se encuentren actualmente en Turquía que regresen a su país "inmediatamente".