Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isidre Fainé, nuevo presidente de las Cajas de Ahorros españolas

El consejo de administración de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), la patronal de las cajas, ha elegido por unanimidad nuevo presidente al máximo responsable de La Caixa, Isidro Fainé, y ha otorgado una de las vicepresidencias a Amado Franco, presidente de Ibercaja.
De esta forma, Fainé pasa a ocupar la presidencia de la CECA en un momento clave para las cajas, inmersas en un proceso de reestructuración al que se le sumará una reforma de la ley estatal de estas entidades en la segunda mitad del año.
Sustituye a Quintás, dimitido hace un mes
El máximo responsable de La Caixa cubre el puesto que abandonó hace poco más de un mes Juan Ramón Quintás, quien supuestamente era más partidario de que le relevara el presidente de Ibercaja, Amado Franco.
Sin embargo, algunas de las cajas, animadas por entidades de mayor tamaño como Caja Madrid, Bancaja, CAM y Unicaja, alentaron a Fainé a suceder a Quintás y a competir así con la candidatura de Franco, la única que estaba presentada antes de la reunión del martes.
El único candidato hasta el martes

El presidente de Ibercaja era el único que había manifestado públicamente su intención de presentar su candidatura para ser presidente de la patronal, mientras que Fainé fue propuesto por el sector, al considerar que era la persona idónea para trasladar al Gobierno y al supervisor las inquietudes de las cajas de ahorros en este momento de cambios.
El 17 de marzo Quintás presentó su dimisión como presidente de la CECA con el objetivo de acelerar su relevo y desde entonces el director general de la organización, José Antonio Olavarrieta, ha realizada las labores ejecutivas al frente de la patronal. Quintás dejó su cargo ante el argumento de algunas cajas de ahorros de que no se podría nombrar a un presidente de la CECA mientras otra persona ocupase ese cargo.
Faltaba consenso
En concreto, ese día el consejo de administración de la CECA no logró el consenso necesario para elegir a la persona que sustituiría a Quintás, candidatos entre los que ya se encontraban Franco y Fainé. Según explicaron fuentes financieras en ese momento, las discrepancias surgieron en torno a si el máximo responsable de la patronal debería ser el dirigente de una gran caja o de una mediana.
Los partidarios de Franco consideraban que él representaría mejor los intereses del sector y de las cajas pequeñas y medianas, mientras que los de Fainé alegaban que era necesario un interlocutor que fuera el responsable de una gran entidad para dialogar con el Ejecutivo en el actual escenario.
Al final, tras un mes en el que se han ido intensificando los diálogos entre las cajas, la CECA ha designado a Fainé presidente de la patronal.