Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indonesia admite fallos de funcionamiento en el sistema de alerta de maremotos

Indonesia admite fallos de funcionamiento en el sistema de alerta de maremotosReuters
Las autoridades indonesias han elevado el número de víctimas a 343. Además, aún siguen desaparecidas 338 personas, mientras que unas 4.000 han perdido sus hogares, según Agencia Nacional de Gestión de Desastres en Sumatra Occidental. Las autoridades indonesias han de hacer frente además a la erupción del Merapi, uno de los volcanes más activos del país, situado en la isla de Java, a unos 1.600 kilómetros al sureste de Sumatra, que ha causado 32 muertos, un centenar de heridos y 50.000 evacuados.
Indonesia se asienta sobre el llamado 'Anillo de Fuego del Pacífico', una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría de escasa magnitud y que pasan desapercibidos para la población.
El miércoles, llegó el primer avión cargado con 16 toneladas de tiendas, medicinas, comida y ropa en la isla de Pagai, al norte de Mentawai, aunque los equipos de emergencia están teniendo problemas para llegar a algunas de las remotas islas.
Han llegado con ayuda a 13 pueblos golpeados por olas de tres metros, pero no han logrado alcanzar otras 11 localidades. De hecho, un gran número de afectados tuvieron que dormir la pasada noche a la intemperie ante la falta de tiendas de campaña.
Indonesia inauguró hace dos años un sistema de alerta de tsunami con tecnología y financiación aportadas por varios países que, se suponía, debía funcionar a la perfección este año.
Falta de mantenimiento
La Agencia de Meteorología y Geofísica ha reconocido que los sistemas de alerta de tsunami, dotados con boyas de detención en el mar, dejaron de funcionar hace un mes debido a la falta de mantenimiento.
Sin embargo, las autoridades aseguran que la alerta hubiera sido inútil, ya que las islas se encontraban muy cerca del epicentro y las olas las alcanzaron en cinco o diez minutos. "Aunque hubiera existido una boya de detección habría sido muy tarde para alertar a la población", ha explicado Ridwan Jamaluddin, experto de la Agencia Nacional de Tecnología.
Erupción del Merapi

A ello se suma la erupción del volcán Merapi que ha causado ya al menos 32 muertos. Del total de fallecidos, 25 se produjeron en la ladera del volcán, uno de los más activos del archipiélago, mientras que el resto falleció en el hospital debido a las graves heridas, indicó Agustinus, un portavoz policial de Yogyakarta.
Los más de 50.000 evacuados se hacinan en el extrarradio de Yogyakarta, la principal ciudad de Java, mientras que algunos grupos han decidido volver a las laderas del volcán a pesar del peligro.