Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputados dos religiosos por supuestos abusos sexuales a los internos de un centro de discapacitados en Córdoba

Imputados dos religiosos por abusos sexuales en CórdobaCNN+/Cuatro
El juzgado de Instrucción número 6 de Córdobaha imputado este miércoles a dos religiosos de la Casa de San Francisco de Asís, un centro para discapacitados que la congregación de los hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca tiene en Córdoba, un delito de abusos sexuales y maltrato contra los internos.
A M.O., encargado del centro, se le imputa un delito de abusos sexuales y otro de maltrato habitual a los residentes, mientras que a F.G. sólo se le imputa uno de abusos sexuales, según han informado fuentes judiciales.
Además, se les ha impuesto una orden de alejamiento del centro y se les ha prohibido mantener ningún
tipo de comunicación con los residentes y trabajadores.
Los dos imputados, que han comparecido este martes ante el juez, se han negado a declarar y han abandonado el centro.
Fuentes del caso han indicado que la investigación sigue abierta y podría haber más imputados.
El Obispado ha actuado "en el ámbito de su competencia"
Por su parte, el Obispado de Córdoba ha manifestado, también a través de un comunicado, que "ha actuado en el ámbito de su competencia buscando siempre el bien de las víctimas y tomando las medidas pertinentes para esclarecer la responsabilidad a que hubiere lugar".
El pasado 7 de octubre, la Policía conoció un escrito anónimo en el que se denunciaban supuestos abusos sexuales a un interno en la sede de la Cruz Blanca por parte de un colaborador externo.
El asunto ya se conocía en la institución y se habían adoptado medidas internas, según el Obispado, para conocer el alcance de los hechos con la intención de denunciarlos, aunque finalmente la Policía recibió la denuncia anónima.