Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Iglesia cubana divulga los nombres de seis presos que serán "acercados" a sus provincias de residencia

La Iglesia cubana divulga los nombres de seis presos que serán "acercados" a sus provincias de residenciaCNN+/Cuatro
El Arzobispado de La Habanaha divulgado este jueves las identidades de seis presos políticos que serán "acercados" a centros penitenciarios de sus provincias de residencia, cuyo traslado se producirá en las próximas horas.
El desplazamiento de otros seis presos a cárceles cercanas a sus domicilios ya fue avanzado ayer dentro del anuncio de la liberación gradual de 52 prisioneros políticos cubanos.
La Iglesia cubana indica en un comunicado que en las próximas horas serán llevados hacia centros de sus provincias de residencia Nelson Molinet (de Pinar del Río a Ciudad de La Habana); Claro Sánchez Altarriba (de Camagüey a Santiago de Cuba); José Daniel Ferrer García (de Las Tunas a Santiago de Cuba) y Marcelo Manuel Cano Rodríguez (de Cienfuegos a Ciudad de La Habana).
Los dos restantes son Ángel Juan Moya Acosta (de La Habana a Matanzas) y Luis Enrique Ferrer García (de Santiago de Cuba a Las Tunas).
Todos son presos encarcelados en la Primavera Negra de 2003 y considerados presos de conciencia por Amnistía Internacional.
Cinco presos llegarán pronto España
Además de estos acercamientos, el Gobierno de Cuba informó ayer miércoles a la Iglesia católica de la inminente liberación de cinco presos políticos, cuyas identidades no se han comunicado hasta el momento y que viajarán a España con sus familias en breve.
El régimen cubano anunció este miércoles su compromiso de liberar a los 52 presos que aún quedan en la cárcel del llamado "Grupo de los 75" (condenados a penas de hasta 28 años de cárcel en la ola represiva de la Primavera Negra de 2003), lo que se hará de forma gradual en un plazo máximo de cuatro meses.
Esta decisión se enmarca en el diálogo abierto entre el régimen cubano y la Iglesia católica y que ha sido respaldado y acompañado por el Gobierno de España, con la visita que ha realizado el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a la isla con ese propósito específico.
Todos los opositores que sean liberados en este proceso de excarcelaciones podrán irse a España con sus familias si lo desean, según anunció el miércoles Moratinos.