Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 se mantiene al borde de los 10.200 puntos

El parqué madrileño ha cerrado la sesión con una subida del 0,29%, que ha situado al Ibex 35 en el nivel de los 10.151,2 puntos, con lo que el selectivo continua al borde de los 10.200 enteros, aunque no logra alcanzar este nivel al cierre de la jornada, pese a cotizar por encima durante algunos momentos de la sesión.
El Ibex se ha situado por encima de los 10.200 puntos sobre las 14.45 horas, pero la caída de la banca ha impedido que el índice pudiera mantener este nivel, que persigue desde hace días y que no toca desde el pasado 19 de noviembre.
El Ibex ha salvado la sesión en positivo gracias al repunte de Repsol YPF (+0,9%), Banco Santander (+0,2%) y Telefónica (+0,17%). Por el contrario, Bankinter ha cedido un 0,57%, seguido de Banco Popular (-0,54%), Banco Sabadell (-0,52%), BBVA (-0,42%), Iberdrola (-0,36%) y Banesto (-0,25%).
La sesión ha estado marcada por referencias que han afectado principalmente al sector financiero y que han contribuido a que el sector cerrase en negativo. En concreto, Moody's ha mantenido su perspectiva "negativa" sobre el sistema financiero español ante la expectativa de que la capitalización y la rentabilidad de los bancos, así como el acceso a la financiación en mercados mayoristas "permanezcan bajo presión". Además, el Banco Central Europeo y el Banco de España han puesto de manifiesto la necesidad de mayor transparencia por parte de las entidades.
Otros mercados europeos
En Europa, la sesión también terminó en positivo, con subidas que lideró París (+0,91%), seguida de Londres (+0,82%), Lisboa (+0,57%) y Francfort (+0,33%).
En el mercado de divisas, el euro recupera posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,3383 unidades. La prima de riesgo también se mantuvo estable durante la jornada y cerró en el entorno de los 251 puntos básicos, frente a los 248 puntos a los que cerró el pasado viernes.