Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 baja un 0,03 por ciento al cierre de la sesión

La bolsa española ha bajado un 0,03 por ciento afectada por la caída de Wall Street tras conocerse los datos de paro de Estados Unidos de diciembre y por el retroceso de algunos grandes valores.
Así, el principal índice de la bolsa española, el Ibex-35, ha caído 3,30 puntos, equivalentes al 0,03 por ciento, hasta 12.163 puntos. En la primera semana del año avanza el 1,87 por ciento.
Tras el impulso inicial, la bolsa ha descendido a los niveles de la víspera, sin que influyera demasiado la mejora del superávit comercial alemán o la confirmación de la salida de la recesión de la zona euro: el PIB del tercer trimestre crecía el 0,4 por ciento, o el aumento del paro italiano una décima en noviembre. Los datos de empleo estadounidenses de diciembre, que han registrado 85.000 parados más y superaban las previsiones, aunque la tasa de paro se ha mantenido en el 10 por ciento, han provocado un brusco retroceso de la bolsa, que ha perdido cerca del 1 por ciento de golpe y se situó bajo el nivel de 12.100 puntos.
Las constructoras figuran en lugares destacados
El impacto de las estadísticas de desempleo era mitigado por las pequeñas pérdidas de Wall Street en la apertura, así como por la recuperación del precio del petróleo, que tras bajar a 80,5 dólares ha vuelto al final de la sesión a negociarse a más de 81, aunque el retroceso de algunos grandes valores ha impedido a la bolsa española acabar con ganancias. De estas compañías ha destacado la bajada de Telefónica, el 1,75 por ciento, la segunda mayor caída del Ibex, perjudicada por un informe negativo; Repsol, el 0,11 por ciento, e Iberdrola, el 0,1 por ciento, mientras que BBVA ha subido el 0,77 por ciento y Banco Santander, el 0,34 por ciento. Asimismo, Ebro Puleva ha liderado las pérdidas del Ibex con una caída del 1,89 por ciento, seguida de Telefónica, mientras que Grifols ha cedido el 1,49 por ciento, y Abengoa, el 1,1 por ciento, a pesar de haber obtenido un contrato en Perú.
Las constructoras han figurado en lugares destacados del Ibex por los planes del Ministerio de Fomento de acortar los plazos de ejecución de obras públicas y por la consecución de contratos.
Así, la principal subida ha correspondido a Sacyr, que ha ganado el 7,05 por ciento, seguida de Banesto, con un alza del 4,73 por ciento, en tanto que Acciona ha avanzado el 3,06 por ciento, e Iberdrola Renovables, por un informe favorable y por la obtención de una concesión de un parque eólico en el Reino Unido, el 2,82 por ciento.
En el mercado continuo ha destacado nuevamente la subida de Reyal Urbis, el 45,09 por ciento, seguida de otras inmobiliarias, por noticias que hablan de la renegociación de su deuda y por motivos especulativos, mientras que Sos Corporación ha liderado otra vez las pérdidas con un descenso del 4,33 por ciento. La rentabilidad de la deuda española ha bajado tres centésimas y se ha situado en el 3,94 por ciento, mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo ha ascendido a 3.615 millones, de los que algo más de 1.150 han procedido de operaciones efectuadas por los inversores institucionales.