Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El IPC se sitúa en el 0,7 por ciento, su nivel mas bajo en 40 años

El IPC no experimentó variación en febrero respecto al mes de enero, pero la tasa interanual cayó una décima, hasta el 0,7 por ciento, su nivel más bajo de los últimos 40 años
El Índice de Precios de Consumo (IPC) no ha experimentado variación en febrero respecto al mes de enero, pero la tasa interanual cayó una décima, hasta el 0,7 por ciento, su nivel más bajo de los últimos 40 años, según los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
En concreto, no se lograba una tasa tan baja en el crecimiento de los precios desde junio de 1969, cuando alcanzó el 0,5 por ciento.
La tasa de febrero es además 3,7 puntos inferior a la obtenida en el mismo mes de 2008 (4,4 por ciento), uno de los meses en los que los precios subían de forma desorbitada debido al encarecimiento del barril de crudo.
Van siete descensos
De esta forma, en febrero, la inflación interanual retrocedió por séptimo mes consecutivo, aunque de forma más moderada que en los últimos meses.
Por su parte, el mantenimiento, sin cambios, de la inflación mensual pone fin a la racha de tres descensos consecutivos iniciada en noviembre.
Con esta tasa del 0,7 por ciento, la inflación interanual se aleja de los máximos cercanos al 5 por ciento que alcanzó durante el verano pasado, cuando los precios tocaron 'techo' en el mes de julio, con un IPC del 5,3 por ciento.
A partir de entonces, la inflación comenzó a descender, experimentando una gran caída, de 1,2 puntos, el pasado mes de noviembre, algo que no se veía en 22 años.
Mejora previsiones
En total, desde julio de 2008 hasta febrero de 2009, el IPC se ha reducido más de cuatro puntos, mejorando las estimaciones iniciales del Gobierno, que esperaba que este indicador cerrara 2008 en el entorno del 2 por ciento (al final lo hizo en el 1,4 por ciento) y que siguiera bajando en 2009, aunque sin llegar a una situación de deflación (tasas negativas de crecimiento de los precios).
El descenso en una décima del IPC interanual en febrero se debió principalmente a la caída de precios de algunos alimentos, como el aceite, el pan y las frutas frescas, así como al comportamiento de las tarifas de los hoteles, cafés y restaurantes, cuya tasa anual se redujo cuatro décimas, hasta el 3,1 por ciento, situándose en niveles de hace más de una década.