Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El IPC regresa a tasas positivas ocho meses después

La subida del precio del petróleo ha hecho que el IPC interanual vuelva a tasas positivas y se sitúe en noviembre en el 0,3 por ciento, tras ocho meses de descensos consecutivos, según datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Así, el precio del barril Brent de petróleo, de referencia en Europa, alcanzó en noviembre los 77,58 dólares, casi 23 dólares más que los 54,75 que costaba un año antes.
En tasa mensual, los precios crecieron en noviembre el 0,5 por ciento debido, principalmente, al encarecimiento del vestido y el calzado, y del transporte, por el alza del crudo.
Por su parte, la tasa anual de la inflación subyacente (que excluye del cómputo alimentos no elaborados y productos energéticos) fue del 0,2 por ciento, una décima superior a la registrada en octubre.
Los pensionistas sin paga extra
Este dato significa que el Gobierno no tendrá que hacer frente este año a un importante montante económico derivado de la desviación de la inflación, puesto que noviembre ha finalizado en el 0,3 por ciento. Así, en los últimos años con una inflación elevada el Gobierno tenía que hacer frente a este pago por la desviación de los precios por encima del 2 por ciento.
El dato de inflación del mes de noviembre es utilizado por la Seguridad Social para calcular el incremento de la cuantía de la pensiones. Cada décima de desviación tiene un coste de unos 79 millones de euros.
Subida de la luz
El Ministerio de Industria ha explicado que la subida del recibo de la luz en enero dependerá del resultado de la subasta de energía que se celebrará este martes y que fijará el precio del kilovatio en los próximos meses.
A la espera del resultado de la subasta, el ministerio ha asegurado que sus cálculos apuntan a una posible subida del 2,7 por ciento en la tarifa de último recurso (TUR), la que pagan la mayor parte de los 25 millones de usuarios.