Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El IPC interanual rompe su tendencia alcista y baja tres décimas en junio

El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió dos décimas en el mes de junio en relación al mes anterior y la tasa interanual se situó en el 1,5%, tres décimas inferior a la de mayo, según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta forma, el IPC interanual rompió en junio con la tendencia alcista de los últimos tres meses y bajó hasta el 1,5 por ciento tras haber escalado al 1,8 por ciento en el mes de mayo.
El organismo estadístico atribuyó principalmente la variación interanual de la inflación al descenso de los precios del transporte por el abaratamiento de los carburantes y a la reducción de los precios del gasóleo para calefacción. Con junio, ya son ocho los meses consecutivos en los que el IPC se encuentra en tasas positivas después de una racha de ocho meses en negativo.
Según los datos publicados por el INE, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en junio en el 0,4%, tasa dos décimas superior a la de mayo.
Por su parte, el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó en junio el 1,5% interanual, tres décimas menos que en mayo.
Debido a los precios del transporte y la vivienda
El descenso de la inflación interanual se debió principalmente a la evolución de los precios del transporte, cuya tasa anual bajó más de 2,5 puntos, hasta el 5,3 por ciento, por el abaratamiento de los carburantes en el mes de junio, frente a la subida que experimentaron en igual mes de 2009.
También contribuyó a la disminución interanual de la inflación el precio de la vivienda, cuya tasa anual se redujo cinco décimas, hasta el 3,3%, por la caída de los precios del gasóleo para calefacción, en contraste con el repunte que registraron hace un año.
Frente a estos descensos, destaca el repunte interanual de los precios de los alimentos en siete décimas, hasta situar su tasa anual en el -0,7%. En esta variación influyeron, principalmente, las frutas frescas, las patatas y sus preparados y las legumbres y hortalizas frescas.
El tabaco impulsa el IPC mensual
En tasa mensual, el IPC subió un 0,2% en junio respecto al mes de mayo debido, sobre todo, al repunte en un 5% de los precios de las bebidas alcohólicas y el tabaco; al crecimiento de los precios del ocio y la cultura en un 0,6% por el encarecimiento de los viajes organizados, al ascenso de los precios de los alimentos en un 0,2%, y al encarecimiento en un 0,3% de los hoteles, cafés y restaurantes.
Por su parte, vestido y calzado y transporte fueron los grupos con mayor repercusión negativa sobre el IPC mensual, con descensos del 0,6% y del 0,3% en sus precios, respectivamente, como consecuencia de la bajada de precios previa a la campaña de rebajas y al menor coste de los carburantes.
En cuanto a los grupos especiales, los precios han subido en el último año en todos los grupos menos en los bienes industriales sin productos energéticos (-0,8%) y los bienes industriales duraderos (-1,5%).
Las mayores subidas interanuales se concentraron en los carburantes y combustibles, con un avance del 13,3%, y en los productos energéticos, que repuntaron un 10,9%. Los alimentos sin elaboración y productos energéticos, por su parte, subieron un 6,8% en tasa interanual, mientras que los bienes industriales y los bienes industriales sin energía crecieron un 2,2% y 2,1%, respectivamente, en relación a junio de 2009.