Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El IPC ahonda su caída hasta el -1 por ciento y encadena ya siete meses en negativo

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España ha situado su tasa interanual en el -1 por ciento en septiembre, lo que supondría una disminución de dos décimas, ya que en el mes de agosto esta variación fue del -0,8 por ciento, según el indicador adelantado elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El IPCA ha ahondado así su caída en el noveno mes del año y encadena siete meses en negativo, después de que en julio situara su tasa interanual en el -1,4 por ciento, la tasa más negativa alcanzada en toda la serie histórica de este indicador, que arranca en enero de 1997.
De confirmarse el dato, técnicamente, la economía española estaría en deflación puesto que ya acumula más de dos trimestres consecutivos con tasas negativas.
Desde marzo en negativo
En concreto, el IPCA entró por primera vez en negativo el pasado mes de marzo. La tasa anual del IPC armonizado suele coincidir, apenas varía en alguna décima, con la del IPC general, cuya evolución del mes de septiembre se publicará el próximo 14 de octubre.
En marzo la inflación española entró por primera vez en negativo, pues desde 1961, año en el que se inicia la serie, nunca se había experimentado una tasa negativa de crecimiento de los precios.