Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sólo una causa benéfica consigue sacar a Hillary Clinton de su escondite

Sin maquillaje y con rostro cansado, la candidata demócrata Hillary Clinton ha hecho un gran esfuerzo y ha acudido en Washington a un acto de la Fundación en Defensa de los Niños. Clinton ha confesado que ha habido momentos en los que sólo quería acurrucarse con un buen libro o con sus perros y no volver a salir nunca de casa. La hemos visto mucho más desmejorada que en su única aparición pública desde las elecciones: el momento en que rodeada de sus asesores y de su familia dió el discurso más emotivo y más triste de su vida, en el que reconoció que Trump era el elegido para ocupar la Casa Blanca.