Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan en México el cadáver de la niña desaparecida debajo de su propia cama

La Maddeleine mexicanaCNN+/Cuatro
El hallazgo este miércoles del cadáver de la pequeña Paulette Guevara Farah bajo la cama de su habitación, en el interior del domicio familiar, ha provocado una profunda conmoción en México, ya que desapareció la pequeña, había comenzado en el país azteca una intensa campaña mediática y a través de redes sociales como Twitter o Facebook cuyo objetivo era recabar la colaboración ciudadana y encontrar a la niña.
La Policía ha encontrado el cadáver de la pequeña bajo su cama y envuelta con sábanas mientras realizaba una reconstrucción de los hechos antes de la desaparición, en presencia de sus padres en la residencia familiar.
La investigación ha concluido que la niña murió "de asfixia mecánica por obstrucción de las fosas nasales y compresión toraxicoabdominal", y de momento los padres son los principales sospechosos, en especial la madre, a la que ya se le practicarán análisis psicológicos por las fundadas sospechas de que padezca "transtornos de personalidad múltiple", informan medios locales.
El caso comenzó el pasado 22 de marzo, cuando presuntamente se produjo la desaparición de la pequeña Paulette. La madre de la pequeña afirmó que la última vez que habían visto a su hija fue la noche del 21 de marzo, cuando la fue a acostar. Y según el testimonio de una niñera, la niña, que tenía dificultades con el lenguaje, ya no estaba en su cama la mañana el día 22.
Los testimonios contradictorios de los padres y la niñera hicieron a la Policía sospechar, aunque no fue hasta que peritos especializados realizaron la reconstrucción de los hechos la noche del miércoles (madrugada del jueves en España) en el propio domicilio familiar cuando se encontró el cadáver de la pequeña.
Campaña en Internet
Paralelamente a la investigación policial, la desaparición de la pequeña provocó la aparición de una intensa campaña tanto en los medios mexicanos como en redes sociales, que llamaron a la colaboración ciudadana para encontrarla.
En la red 'Facebook' se creó un grupo al que se adhirieron más de 2.000 usuarios con el objetivo de distribuir la foto de Paulette, y se crearon diversos foros en Internet donde se podían leer mensajes de apoyo a la familia, sugerencias a los investigadores o incluso cadenas de oración.
Sin embargo, conforme transcurrían los días y se intensificaban las sospechas sobre los progenitores de Paulette, esto también tenía un eco en la Red. Así, el martes por la tarde ya se creó en Facebook un grupo denominado "¿Crees que los padres (de Paulette) saben donde está?".
El caso de Paulette recuerda en cierta medida al de Madeleine McCann, la niña inglesa de tres años que desapareció de la casa de vaciones que alquilaron sus padres en el Algarve portugués en mayo de 2007. A la desaparición de la pequeña siguió una intensa campaña mediática y por Internet que logró dar al caso relevancia global.