Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Habemus embajador estadounidense

Alan SolomontEl Pais.com
El nuevo embajador de Estados Unidos en España, Alan Solomont, ha llegado este sábado a Madrid para asumir la representación diplomática de su país y suplir así la vacante que había dejado hace un año su antecesor, Eduardo Aguirre, con la llegada de Barack Obama a la Presidencia.
Solomont ha aterrizado en el aeropuerto de Barajas a primera hora de la mañana y poco después, tras tomar el primer contacto con la ciudad, se ha estrenado en el cargo con una entrevista con el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que ha tenido lugar en el Palacio de Santa Cruz.

Esta primera reunión ha servido para que el ministro diera la bienvenida al nuevo embajador y para que éste le entregara la llamada copia de estilo de sus cartas credenciales, que le acreditará de forma provisional hasta que sea recibido por el Rey en próximas fechas.
Moratinos y Solomont han aprovechado el encuentro para intercambiar impresiones sobre cuestiones de actualidad, un día después de que España haya recibido oficialmente el testigo de Suecia en la Presidencia rotatoria de la UE, y repasado las relaciones bilaterales entre ambos países.
Sobre el contenido de la reunión no han trascendido más detalles, puesto que la convocatoria se ha realizado única y exclusivamente para los medios gráficos.
Sin embargo, el nuevo embajador ha dicho, a su llegada a Madrid, que una de sus prioridades como embajador será fortalecer la "amplia y profunda" relación diplomática que existe entre el Gobierno de España y de Estados Unidos y sus pueblos.
Solomont, de 60 años y natural de Boston, es un empresario judío que ha desarrollado su carrera profesional en el terreno de la salud y de los servicios a la tercera edad y ha sido uno de los principales recaudadores del Partido Demócrata en los últimos años.
El presidente de Estados Unidos le designó para este cargo el pasado mes de agosto, aunque su llegada se ha hecho esperar cuatro meses, hasta que el Senado dio el visto bueno a su nombramiento el pasado 24 de diciembre.
Tras su juramento como embajador, que tuvo lugar el pasado 5, Solomont pronunció un discurso -parte del cual ha difundido la Embajada estadounidense en su página web- en el que destacaba que su llegada a España coincide con un "momento clave" de la relación bilateral y de la historia de su país.
En el mismo, subrayaba que España es un "aliado importante" de Estados Unidos para hacer frente a tantos problemas mundiales, entre los que citó la extensión del terrorismo o el calentamiento global.
También agradecía el compromiso de España para lograr el éxito en Afganistán, su ayuda en el cierre de Guantánamo y su colaboración en respuesta a la crisis económica mundial", a la vez que añadía que España representa "una gran historia de éxito y un excelente ejemplo para países de todo el mundo".
"Después de una guerra civil devastadora y una larga dictadura, España ha creado una democracia vibrante y una próspera economía", apostillaba en el acto del día 5.
Solomont, quien también ejercerá de embajador estadounidense en Andorra, sustituye a Eduardo Aguirre, quien abandonó España el 20 de enero del pasado año coincidiendo con el fin del mandato de George Bush.