Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil busca a un posible tercer implicado en el operativo contra ETA del sábado

El tercer presunto etarra que busca la Guardia Civil en Elorrio por su posible relación con la operación del pasado sábado en Portugal es Luis María Zentitabengoa Fernández, de 28 años. El presunto terrorista se habría integrado en las filas de ETA a partir de su vinculación con la organización juvenil abertzale radical SEGI, ilegalizada por el Tribunal Supremo por ejercer como la cantera de la banda.
La búsqueda de esta tercera persona tiene su origen en los documentos incautados a los dos terroristas arrestados en Portugal, Iratxe Yáñez y Garikoitz García. Entre el material hallado en la furgoneta, los terroristas portaban documentación que ya está siendo analizada por la Guardia Civil y asimismo, en el Opel Astra que conducía Yáñez cuando fue detenida, llevaba un ordenador y seis DNI's falsos. Esta documentación ha sido la que ha activado la pista de una tercera persona.
Tercer registro
Agentes de la Guardia Civil ya registraron, durante la noche del domingo, en Vitoriay en la localidad guipuzcoana de Aretxabaleta, los domicilios de los dos etarras detenidos en Portugal, según fuentes de la lucha antiterrorista.
Según precisaron estas mismas fuentes, este tipo de operaciones son algo habitual después de que se produzca una detención relacionada con la banda terrorista, aunque admitieron que es posible que de estos registros no se extraiga material excesivamente relevante, dado que los dos detenidos en Portugal, Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yáñez, hace tiempo que se integraron en la banda y abandonaron sus domicilios.
Yáñez y García, que este lunes pasan a disposición judicial, fueron arrestados este domingo por la Guardia Nacional Republicana portuguesa después de que la Guardia Civil interceptase en Zamora una furgoneta cargada con explosivo y otros materiales de la banda terrorista ETA. Este vehículo era conducido por García Arrieta, quien logró darse a la fuga e introducirse en Portugal tras robarles a los agentes su coche patrulla hasta que fue detenido.
Material incautado

En concreto, el furgón portaba alrededor de 10 kilos de pentrita, bidones para enterrar 'zulos', material para fabricar explosivos, una pistola, un revolver, un arma larga, placas de matrícula sin troquelar, así como diversa documentación, según la nota difundida por el Ministerio del Interior.
Por su parte, Yáñez fue detenida horas después también en Portugal a bordo de un coche particular con el que hacía las funciones de 'lanzadera' abriendo camino a su compañero. En ese segundo vehículo, un Opel Astra, la terrorista portaba en su interior documentación (6 DNIs, un pasaporte, documentación francesa), un ordenador portátil, una cámara de fotos y dinero en metálico.