Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil ha detenido al presunto asesino de la joven que apareció maniatada en el maletero de un coche

Hallan los cuerpos de un matrimonio de jubilidaos en NoveldaCNN+/Cuatro
La detención se ha producido a las 7.30 horas de la mañana, en el municipio de Selva, en el barranco de Can Frontera, en las proximidades de la depuradora situada en esta localidad.
Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado habían establecido un dispositivo especial de vigilancia para evitar que el presunto asesino escapara de Mallorca, al tiempo que especialistas en retratos robot llegaron de Madrid para colaborar en la operación.
Los agentes trabajaban con la descripción física del presunto asesino: la de un hombre bajito, de metro y medio, con el pelo rapado y que lleva un gran tatuaje en uno de sus brazos.
Una joven a la que se le averió el viernes su motocicleta interpuso una denuncia porque un hombre de estas mismas características físicas intentó secuestrarla.
El cadáver apareció carbonizado
El cadáver de Ana Niculai, de 25 años, apareció el pasado lunes por la noche carbonizado y maniatado en el maletero del coche de su novio, un Audi A-4, en el Camí de S'Amarador de Muro. La autopsia concluyó que la mujer murió antes de que ardiera el vehículo.
La búsqueda de Abarca comenzó tras interrogar al novio de la fallecida, que quedó en libertad, y cuando se dio aviso de que el lunes Abarca, tras pasar el fin de semana en libertad, no regresó al centro de reinserción social donde cumplía pena.