Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia vuelve a paralizarse

Los ciudadanos griegos han sido llamados por tercera vez a nueva jornada de huelga general. Los sindicatos de los sectores públicos y privados mantienen su pulso con el Gobierno por los duros recortes impuestos para intentar salir de la gravísima crisis económica por la que atraviesa el país.
Cuarenta y ocho horas después, de que el ejecutivo heleno anunciara las impopulares medidas económicas que se iban a tomar para frenar la recesión, ya se convocó una huelga general donde se registraron incidentes violentos como el ataque contra Yanis Panagopulos, el presidente del mayor sindicato griego, la confederación general de trabajadores que tuvo que ser hospitalizado.
Desde la madrugada de este jueves, Grecia se ha vuelto a paralizar. Ha quedado aislada ya que no habrá vuelos en el espacio aéreo ni saldrán los barcos de sus puertos. Toda la administración pública parará en esta jornada, al igual que las industrias, el comercio, los hospitales, que solo tendrán servicios de urgencia, los centros educativos y los tribunales. Se ha anunciado que miembros de la policía, bomberos y aduaneros también participarán.
El Gobierno asegura comprender la situación por el aumento de los impuestos y la congelación y recortes salariales, pero no modificará las medidas tomadas que se aplicarán mientras dure la crisis, durante los próximos tres años.