Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Gran Muralla China mide 2.500 kilómetros más

Gran Muralla ChinaReuters
La Gran Muralla China es mucho más larga de lo que se pensaba hasta ahora. Según un estudio en curso de las administraciones estatales de Arqueología, Topografía y Cartografía de China, la muralla mide exactamente 2.551,8 kilómetros más. Así, la Gran Muralla, una de las siete maravillas del mundo, mide 8.851,8 kilómetros.
El estudio, que empezó en mayo de 2007 y aún no ha terminado, asegura que el tramo construido durante la dinastía Ming, siglos XIV-XVII, es más largo de lo calculado, según informa la web 'China View'. El origen de la Gran Muralla se remonta al siglo III a.C. con Qin Shi Huang, el llamado primer emperador de China y el propósito de su construcción fue protegerse de las invasiones bárbaras.
El actual estudio que ha utilizado las mejores tecnologías como la de posicionamiento global o GPS, muestra que la parte levantada durante el periodo Ming comienza en Hushan, en la provincia nororiental de Liaoning, y termina en el Paso de Jiayu, al noroeste de Gansu, atravesando en total ocho provincias. Las investigaciones todavía no han finalizado. Quedan por revisar los tramos construidos en las dinastías Qin y Han, por lo que la longitud definitiva podría variar.
En peligro
Una de las principales preocupaciones reflejadas en el estudio es la conservación de la muralla elegida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Arqueólogos chinos han alertado sobre la posible destrucción de algunas secciones de la muralla, sobre todo la situada en la desértica provincia de Gansu.
Así, el director del centro nacional autor del estudio, Shan Jixiang, determinó que 'el estudio también está diseñado para determinar las zonas de protección de la Gran Muralla Ming y mantener registros y archivos del mantenimiento'. Además, Shan advirtió que uno de los elementos amenazadores para su preservación son 'el cambio climático y la construcción masiva de infraestructuras'.