Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Golpe a la trata de blancas

Una acción conjunta entre la Policía española y francesa consigue detener en Miami-Playa, Tarragona, a cuatro presuntos proxenetas, líderes de una organización internacional dedicada al tráfico y explotación sexual de mujeres. La banda, de origen albanés, actúa sobre todo en España y Francia, país donde se han arrestado a otras cuatro personas.
La mayor parte de las víctimas de esta mafia, proceden de Europa del Este. Aunque sólo hay cuatro localizadas, se estima que más de 20 mujeres se encuentran bajo el control de esta red de proxenetas. Documentaciones falsas o matrimonios de conveniencia son algunas de las tretas que la organización utilizaba para salvar las legislaciones de extranjería.
Colaboración decisiva
La Policía Nacional española tras recibir información de su homóloga francesa, ha constatado que los responsables del grupo habían situado en Miami-Playa su base logística de actuación y explotaban sexualmente a varias mujeres, a las que obligaba a prostituirse en la N-340. Se han descubierto también cuatro domicilios en la zona, utilizados por la organización como residencias que compartían con las propias mujeres explotadas, y como centro de dirección de las prostitutas en Francia.
La colaboración policial entre España y Francia ha permitido efectuar detenciones y registros simultáneos en ambos países y dar así un duro golpe a una mafia transnacional que manipula y extorsiona la dignidad de muchas mujeres.