Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas pide al Gobierno escuchar las demandas soberanistas tras el resultado del 27S

Artur Mascuatro.com

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido este lunes al Gobierno central escuchar las demandas de los soberanistas después de que las elecciones del 27S se hayan traducido en una mayoría absoluta de los independentistas en el Parlament.

En un artículo en el periódico The Guardian recogido por Europa Press y titulado 'Los catalanes han hablado. ¿Escuchará el Gobierno central?', ha defendido que las victoria soberanista fue amplia y ha concluido que el Estado debe mover ficha.
"¿Está España dispuesta a aceptar la decisión democrática de los catalanes o persistirá en su intransigencia?", se pregunta el presidente catalán, que reivindica que los soberanistas lograron su victoria con un participación récord del 77,4 por ciento.
Mas acusa al Gobierno central que no haber querido dialogar: "Mi última reunión con el presidente Rajoy fue hace 14 meses. Hemos pedido diálogo una y otra vez. Nuestra mano está tendida, sin embargo en Madrid nunca han aflojado".
El presidente sostiene que el proceso soberanista ya no es un asunto interno y tiene una perspectiva internacional y ahora, además, tiene "una robusta mayoría absoluta" en el Parlament a favor de la independencia.
Resultados
Mas recuerda que las fuerzas independentistas lograron casi un 48 por ciento de los votos y 72 de los 135 diputados, mientras que las listas no soberanistas consiguieron "52 escaños" --no suma los escaños de Catalunya Sí Que Es Pot en ninguno de los dos bandos--.
El presidente catalán reivindica las movilizaciones soberanistas multitudinarias de las últimas diadas y asegura que el proceso independentista es ampliamente compartido por la sociedad y no un movimiento dominado por una "figura única".
Mas también apela a la "identidad independiente" de los catalanes desde el siglo XI, destaca que tuvieron un parlamento antes que el Reino Unido, y recuerda intentos de mejorar el autogobierno que no fructificaron como el Estatut o el pacto fiscal.