Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno amplía los fondos destinados a las personas dependientes y a sus familiares

Trinidad Jiménez, perfilCuatro/CNN+
La recién estrenada ministra de Sanidad y Políticas Sociales, Trinidad Jiménez, ha pedido a las comunidades autónomas "lealtad y colaboración" para atender a las personas dependientes y a sus familiares "cuanto antes" en el discurso inicial ante el Consejo Territorial de la Dependencia , integrado por los consejeros autonómicos responsables en asuntos sociales y representantes del Ministerio.
Jiménez ha hecho esta petición a todos los consejeros de políticas sociales de las Comunidades Autónomas con los que se ha reunido este miércoles por primera vez. El orden del día ha incluido el reparto de 283 millones de euros. En total, las comunidades recibirán este año 1.558 millones para la implantación de la Ley de Dependencia, un 78 por ciento más que en 2008. En concreto, el Gobierno destinará a la financiación de la Ley de Dependencia un 17,5 por ciento más con respecto al año anterior.
Otro de los puntos que ha debatido el consejo es la creación de un catálogo de buenas prácticas que persigue "ser más ágiles, más eficaces en las respuestas que ofrezcamos a las personas que tienen el derecho a recibir una prestación", ha puntualizado la ministra.
Jiménez ha asegurado a los consejeros que la memoria de actividades de la Ley de Dependencia recoge que son ya 628.614 los beneficiarios y les ha pedido "dar un paso más, un paso hacia adelante, seguir avanzando en la consecución de un derecho al que ya no se puede renunciar".
Trinidad Jiménez ha propuesto, además, un nuevo reparto en los fondos destinados a cumplir la Ley de la Dependencia. Así, el Ministerio propondrá a las Comunidades que el 20 por ciento de los fondos se repartan en función del número de personas realmente atendidas, con el fin de premiar a aquellas regiones más ambiciosas en la aplicación de la ley, como Cataluña, Andalucía, La Rioja o Navarra.