Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno chileno constata el buen estado de salud de los mineros atrapados

"El parte médico de hoy es bueno, no hay personas con diarrea y la persona que tenía un problema respiratorio está bien. Ellos están muy animosos, hemos partido con un muy buen pie esta fase de rescate", ha informado el titular de Sanidad chileno.
"Se está montando una tarea de gran envergadura. Ser capaces de mantener sanos, bien alimentados, sanos psicológicamente a un grupo de 33 trabajadores que están enterrados en la galería de una mina a 700 metros de profundidad, es una misión sin precedentes en la historia médica", ha añadido.
Mañalich ha aformado también que los mineros están tranquilos y son conscientes de que su rescate se puede dilatar bastante en el tiempo. "Ayer, en conversación con el presidente de la República, hemos podido decirles que ellos no van a ser rescatados antes de Fiestas Patrias y les hemos dicho que podrían estar con sus familias antes de Navidad. Ellos lo han aceptado y están tranquilos", ha indicado.
El ministro también se ha referido a la labor de Johnny Barrios, uno de los 33 mineros atrapados, que posee conocimientos de enfermería y que está haciendo un chequeo médico a sus compañeros. Según Mañalich, la principal preocupación en el ámbito médico es impedir que los mineros sufran infecciones o heridas, informa el diario local 'La Tercera'.
Segundo mecanismo de comunicación
Por otro lado, la segunda sonda que permite mantener una comunicación constante con los 33 mineros que permanecen atrapados desde hace 20 días ya está instalada.
Este mecanismo permitirá establecer un contacto ininterrumpido con los operarios a través de una cañería de acero inoxidable por la que también se les suministrarán alimentos y oxígeno.