Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno saca la baraja de la reforma del mercado laboral

En el documento se establecen dos modalidades de contrato a tiempo parcial: una con horario fijo y estable para facilitar la conciliación de la vida laboral y personal y otro con horario flexible para que las empresas se puedan adaptar a los cambios en sus procesos productivos. "Es un yacimiento para el empleo", ha dicho Zapatero en la presentación de las medidas tras reunirse con los sindicatos y la CEOE en La Moncloa. Zapatero ha destacado que este tipo de contrato tiene en España una penetración inferior a 10 puntos a la que existe en el resto de la Unión Europea.
El presidente también ha confirmado que el Gobierno quiere ampliar el uso del contrato de fomento del empleo estable (que contempla una indemnización por despido de 33 días, frente a los 45 de un indefinido ordinario). Esta modalidad ya existe -lo firmó el PP con los sindicatos en 1997- pero se aplica de manera residual a colectivos de difícil inserción laboral, como mayores de 45 años, mujeres con pocas posibilidades de empleo y para convertir en indefinidos a los desempleados de 16 a 30 años. Cuando este contrato se extingue por causas objetivas y el despido es declarado improcedente la cuantía de la indemnización es de 33 días por año trabajado, hasta un máximo de 24 meses.
Zapatero no ha concretado a qué otros colectivos se extenderá dicho contrato al afirmar que los detalles se irán conociendo según avance la negociación. "No debo anticipar la propuesta concreta, pero la hay y vamos a trabajar con la cautela necesaria", ha precisado. "Hay que utilizar todo el potencial" del contrato de fomento del empleo estable y ha expresado su esperanza de que, en un tiempo "razonable", haya resultados.
Otras propuestas
El documento contempla también la posibilidad de usar la reducción de jornada como ajuste temporal de empleo, reducir los contratos temporales y crear un plan extraordinario de empleo para jóvenes de hasta 24 años. El Ejecutivo plantea agilizar la autorización de los Expedientes de regulación de empleo temporales, que podrían ser utilizados por empresas de cualquier tamaño e independientemente del número de trabajadores que tengan.
Asimismo, apunta la posibilidad de elevar la bonificación de las cotizaciones sociales por los trabajadores afectados por ERE temporales, sobre todo si la empresa da formación durante el periodo de suspensión del empleo. En el documento, se plantea la necesidad de corregir jurídicamente la temporalidad injustificada para evitar el encadenamiento de contratos temporales y la rotación laboral de trabajadores en puestos de trabajo dentro de la mismo empresa.
El presidente ha asegurado que la propuesta del Gobierno de reforma laboral ni rompe el equilibrio entre empresarios y sindicatos, ni supone la pérdida de derechos para los trabajadores.