Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno anuncia una nueva ley para una 'muerte digna'

El Gobierno anuncia una nueva ley para una 'muerte digna'Cuatro/ CNN+
El Gobierno ha anunciado para marzo del año que viene una Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna para garantizar los derechos de los pacientes en situación terminal. El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha precisado que "no es una ley de eutanasia".
Rubalcaba ha explicado que es una ley a la que "dan mucha importancia" ya que permitirá a cualquier ciudadano "tener el derecho a morir dignamente, que es tanto como decir morir sin dolor cuando la ciencia médica permite que así sea". Además, ha reconocido que "todo el mundo puede entender esta ley" porque "casi todo el mundo ha tenido alguna situación de la naturaleza que va a regular".
El ministro ha querido ejemplificar la nueva ley diciendo que "se produce cuando alguien en el pasillo de un hospital recibe a un médico que le dice que un familiar, su madre, su hermano o su mujer, está muy mal, que se muere irremediablemente, y lo que es peor, nos tememos que lo va a pasar muy mal de aquí a que se muera, va a sufrir, y el familiar le dice al médico si no lo podemos evitar", ha explicado.
Diferente a la eutanasia
El vicepresidente primero del Gobierno ha asegurado que garantizará los derechos del paciente, pero también los de los familiares y los médicos. También ha insistido en diferenciar estas situaciones de la eutanasia porque ésta "es una decisión de alguien que sencillamente por la razón que quiera decide morirse". Por eso, ha explicado que la medicina cuenta con mecanismos para que la muerte que es inevitable se produzca dignamente, es decir, sin sufrimiento ni dolor para el paciente y los familiares.
Rubalcaba dice que la regulación será similar a la de muchos países de Europa, como el caso de Francia, donde según el ministro tienen una excelente regulación que "no tiene nada que ver con la eutanasia".