Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno griego anuncia que indemnizará a quienes perdieron sus bienes en los incendios

El Gobierno griego ha informado este martes de que indemnizará a los ciudadanos que perdieron sus bienes durante los incendios forestales de los últimos cuatro días, que han arrasado 30.000 hectáreas de bosque.
El ministro griego de Obras Públicas, Giorgos Suflias, ha anunciado indemnizaciones para la reconstrucción de viviendas quemadas o dañadas, que, según un primer recuento, se elevan a unas 150 en el noreste de Atenas. Además se ha anunciado la creación de cortafuegos y obras para evitar inundaciones y ha anunciado que se vigilarán con satélite las áreas quemadas para evitar que se edifique en ellas.
La Prefectura de Atenas ha mostrado este martes un recuento de los daños materiales en quince localidades afectadas por los incendios. A lo que se añadirá, al final de semana, contabilizará las pérdidas sufridas por los ganaderos que se han quedado sin rebaños de cabras o sin alimento para sus animales.
El ministro también ha descartado la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas, como ya pasó en 2007, pese a la avalancha de críticas que el Gobierno ha recibido en relación a la previsión y la estrategia en la lucha contra el fuego.
Ahora el debate está en la calle
En Agios Estefanos, a 35 kilómetros al noroeste de Atenas, el fuego de los últimos días que ha devorado casas y coches es ya un vestigio humeante. Pero ahora el debate está en la calle, y es que muchos piensan que el desastre se podía haber evitado.
Y es que varias villas y parcelas en la parte norte del pueblo se encuentran calcinadas y aún echan humo. Los vecinos se quejan de que los bomberos "podían haber hecho más". "Me dio la impresión de que los bomberos eran muy pocos. Arrojaban agua, pero el fuego surgía por otra parte", afirmaba un vecino.
En el Ayuntamiento, sumido en un ajetreo constante para atender a los damnificados, se afirma que se hizo cuanto se pudo, y que se ha atendido a todos los vecinos que lo pidieron, aunque Vorrias ha admitido que la cooperación entre las administraciones podría mejorar.
Media decena de casas están calcinadas hasta los cimientos en el pueblo, mientras que el número de viviendas con algún daño ascienden a bastantes más, según el Consistorio. Desde este lunes, el pueblo vuelve a estar conectado en tren con Atenas, después de que el tráfico fuera cortado debido a las llamas.