Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Gobierno de Honduras prohíbe la llegada de Zelaya

El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, ha partido desde Washington en un avión con rumbo a Tegucigalpa a pesar de las advertencias de las autoridades instauradas tras el golpe de Estado. Zelaya llegará a espacio aéreo hondureño en unas cuatro horas. Llegará junto al presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Miguel D'Escoto. Mientras que una segunda comisión, conformada por los presidentes de Ecuador, Rafael Correa; Paraguay, Fernando Lugo; y Argentina, Cristina Fernández, y por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, se trasladará a El Salvador. El objetivo final de la segunda delegación será también la entrada en Honduras.
Y es que el Gobierno interino de Honduras ha prohibido el aterrizaje de cualquier avión en el que el depuesto presidente Manuel Zelaya tenga previsto regresar al país centroamericano. Según ha informado el ministro de Exteriores del Gobierno provisional, Enrique Ortez, lo hacen para proteger la seguridad personal del dirigente derrocado. "He ordenado que no se le permita regresar, pase lo que pase", ha declarado Ortez.
Y es que Zelaya prepara ahora mismo su regreso a Tegucigalpa, previsto inicialmente a las 20.00 h. de España, acompañado de una comitiva oficial después de ser expulsado del país por el Ejército. Un acto calificado unánimemente por la comunidad internacional como un golpe de Estado.
Varios gobiernos, entre ellos Canadá y Costa Rica, han sugerido a Zelaya que no regresara a Honduras debido a la falta de garantías sobre su seguridad personal. Además, el nuevo presidente de Honduras, Roberto Micheletti, ha asegurado que arrestaría al mandatario depuesto si regresaba.
Miles de hondureños esperan el regreso de Zelaya
Cientos de miles de hondureños han marchado hacia el aeropuerto internacional de Tegucigalpa para recibir a Zelaya, tal y como él mismo lo pidió, convocados por organizaciones sociales y populares de Honduras. Los manifestantes han salido desde el Palacio de Gobierno para dirigirse al aeropuerto de la capital, donde se espera la llegada de Zelaya, esta tarde.
Suspensión en la OEA
Los países miembros de la Organización de Estados Americanos han aprobado por unanimidad suspender con efecto inmediato la participación del Estado de Honduras en el organismo interamericano, una grave medida que sigue al golpe de Estado que sacó del poder a Manuel Zelaya. Es la primera vez desde la firma de la Carta Democrática Interamericana en 2001 que los países miembros de la OEA deciden suspender a un Estado miembro, aunque existe un precedente anterior con la exclusión de Cuba en 1962. Además, la OEA ha recomendado a todos los miembros de la comunidad internacional que revisen sus relaciones con el país centroamericano y se ha comprometido a aumentar sus esfuerzos diplomáticos para tratar de devolver la normalidad en Honduras.