Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de EEUU inyectará 21.000 millones de euros en General Motors

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha afirmado que la liquidación de las automovilísticas Chrysler y General Motors hubiera sido un "desastre". Motivo por el cual promueve la entrada de su Gobierno en el capital de la compañía automovilística. EEUU inyectará 30.000 millones de dólares (21.000 millones de euros) en General Motors.
El presidente estadounidense hablaba en un acto en la Casa Blanca acerca de la declaración de bancarrota del gigante del motor, que dará pie a una amplia reestructuración y la convertirá en una empresa de menor tamaño, y la autorización de un juez que abre la vía a la fusión de Chrysler con la italiana Fiat.
Obama ha añadido que el Estado no utilizará su mayoría en el accionariado de la empresa para gestionarla, sino que será un equipo de expertos quien decidirá lo que es mejor para el gigante del automóvil, a lo que ha añadido "lo que es bueno para General Motors es bueno para EEUU".
En quiebra
El grupo automovilístico General Motors ha presentado ante un tribunal de Nueva York la solicitud para acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, en lo que supone la mayor suspensión de pagos de una empresa industrial en la historia, con un pasivo de 172.810 millones de dólares (122.500 millones de euros al cambio actual). La corporación cuenta con 230.000 empleados en todo el mundo y fabrica más de 20.000 coches cada día.
La suspensión de pagos del 'gigante' de Detroit, con más de cien años de historia a sus espaldas, abre un proceso para la cesión de sus activos en EEUU a una nueva sociedad en la que el Tesoro ostentará la mayor parte del capital y en la que también estarán representados un fondo de los trabajadores y los acreedores de la corporación.