Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno y el Banco de España responden al acoso de los mercados

Marcelino Camacho, el trabajador de los trabajadoresCuatro/CNN+
Los mercados acosan a España pero el Gobierno y el Banco de España se alían para devolver la confianza a los inversores. A primera hora del día, el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha descartado "absolutamente" que España necesite un plan de rescate como el que se aplicará en Irlanda, y ha destacado que la deuda española se sitúa 20 puntos por debajo de la media europea antes, durante y después de la crisis.
En declaraciones a Rac 1, Zapatero ha avisado a los inversores y analistas que ponen en duda la economía española para obtener beneficios en las posiciones a corto plazo de que "se van a equivocar", como ocurrió en mayo y junio, cuando no tuvieron los beneficios que esperaban, ha defendido.
También ha considerado lamentable y vergonzoso que el PP plantee que España será la siguiente en ser rescatada, y ha advertido de que "si creen que así hacen daño al Gobierno, no lo van a conseguir porque el PP no tiene ninguna credibilidad internacional".
El Banco de España reclama más transparencia a los bancos
El segundo mensaje para sembrar confianza ha llegado desde el Banco de España. El subgobernador Javier Aríztegui ha destacado que "en el momento actual en que los mercados financieros internacionales muestran su aversión al riesgo y su incomodidad frente a sistemas bancarios muy dependientes de la financiación exterior", el sistema financiero español debe "consolidar los avances" de su transformación y seguir utilizando la transparencia como "principal instrumento para mostrar a los inversores la solidez del sistema".
En una conferencia en el salón Borsadiner, Aríztegui ha señalado que el Banco de España va a requerir información adicional al sector financiero en los resultados anuales y avances trimestrales para analistas, especialmente en lo referente al ámbito inmobiliario, con criterios homogéneos para todas las entidades y cuya información deberá estar disponible a finales de marzo, cuando se publicarán los resultados consolidados de las entidades resultantes de los procesos de integración.
Así, ha asegurado que es "necesario seguir saneando el activo bancario y dar cumplida cuenta de lo que se haga", con énfasis en el reconocimiento de pérdidas por la adjudicación de inmuebles y en la información sobre la cartera y gestión inmobiliaria.
El Tesoro reducirá el importe de las emisiones de deuda
Y el tercer mensaje llegaba desde el Consejo de Ministros. La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha anunciado que el Tesoro Público reducirá el volumen de las emisiones de deuda de aquí a finales de año, dado que el Estado cuenta con "recursos líquidos" suficientes para financiar todos los gastos hasta que concluya 2010.
Al término de la reunión del Consejo de Ministros, donde Salgado presentó un informe sobre la transparencia de la economía española para calmar a los mercados, dijo que España no tiene intención de suspender ninguna de las emisiones previstas hasta finales de año, tal y como le han pedido los propios inversores, aunque sí reducirá el volumen de las mismas.
En este sentido, indicó que de aquí a finales de año no existen vencimientos de deuda y en 2011 están previstos tres: en abril, julio y octubre, coincidiendo en los meses en los que se producen ingresos "importantes" en las arcas del Estado.