Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón envía a prisión a los tres presuntos etarras detenidos el martes en Guipúzcoa

Garzón hacia la Audiencia NacionalCNN+
Los tres miembros de ETA detenidos la noche del pasado lunes al martes en la localidad guipuzcoana de Usurbil, Patxi Uranga Salbide, Olatz Lasabaster Anza y Ainara Vázquez Martínez, tenían como objetivo a miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado y funcionarios de la localidad de Irán. Son declaraciones del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.
En el auto por el que decreta el ingreso en prisión incondicional para estos tres presuntos miembros del comando de ETA, a los que acusa de la comisión de delitos de integración en organización terrorista, y de Vázquez, a la que imputa pertenencia o colaboración. El magistrado precisa, además, que formaban un grupo autodenominado 'Mikelats' que se encontraba bajo las órdenes de Garikoitz Aspiazu, alias 'Txeroki'.
Los terroristas fueron detenidos a partir de una investigación relacionada con una de las furgonetas utilizadas por Jurdan Martitegi, uno de los jefes del 'comando Vizcaya', parte del cual fue desarticulado el pasado verano.
En la operación, coordinada in situ por el juez Garzón con el apoyo del fiscal Juan Moral, se encontraron cerca de 75 kilos de explosivos, así como abundante cordón detonante y varios ordenadores cuyo contenido está siendo analizado.