Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gallardón vende Mercamadrid para obtener liquidez

El Ayuntamiento de Madrid ingresará a corto plazo casi 200 millones de euros. Esta operación empresarial, en la que el equipo de Gallardón lleva trabajando desde hace meses, se ha precipitado después del empeño del Gobierno de la nación en mantener la prohibición de que los ayuntamientos más endeudados, entre los que el Consistorio madrileño es el primero, puedan renegociar con los bancos la deuda que les vence.

La venta de Mercamadrid supondrá un respiro a los proveedores. Los 200 millones que se ingresarán en las arcas municipales suponen más de un 20% de los impagos que Gallardón arrastra con sus proveedores.
Presupuestos municipales 2011
Por otra parte, El alcalde de Madrid ha presentado los presupuestos más ajustados desde que está al frente del Ayuntamiento de Madrid. La capital contará el próximo año con 4.542,48 millones de euros, un 8,27% menos que este año.
El gasto previsto para el año que viene se ha reducido en todas las partidas y áreas de Gobierno. En el capítulo de personal se contempla una reducción de 124 millones de euros que se ahorran gracias a la bajada del 5% en las retribuciones de los empleados públicos, la reducción del 15% del sueldo de los concejales y altos cargos, la amortización de 1.295 plazas vacantes, que se cubrirán, la no contratación de personal interino y la reducción de las horas extraordinarias. Además, a esta partida se suma el recorte en los gastos administrativos como las atenciones protocolarias, dietas y viajes, conferencias o publicidad.
Las inversiones sufren el recorte más drástico y bajan un 39%. La política es no iniciar ni una sola obra nueva, y dedicar los escasos recursos de esta partida a finalizar las ya comprometidas.
No subida de impuestos
Por otra parte, el alcalde se ha comprometido a no subir los impuestos hasta que acabe la legislatura. Los madrileños por su parte, no piensan lo mismo, y siguen notando un incremento cada año en sus facturas.