Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países del G-8 acuerdan limitar el aumento de las temperaturas a no más de dos grados centígrados

Arranca el G-8Reuters
Los países que integran el G-8 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón, Canadá y Rusia) han acordado este miércoles limitar el aumento de las temperaturas a no más de dos grados centígrados, según ha anunciado el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, quien ha asistido a la cumbre de este grupo en su calidad de presidente de turno de la Unión Europea.
"El gran logro del G-8 hasta ahora es que Estados Unidos ha dado un paso adelante y se ha unido a nosotros (los europeos) en el objetivo de los dos grados centígrados", ha explicado. Pero ha querido precisar que "esto está en el texto final" que firmarán los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembro.
Por otra parte, Reinfeldt ha indicado que el G-8 también ha aplazado la discusión sobre el modo de financiar una nueva estrategia de la ONU para combatir el cambio climático hasta la cumbre del G-20 en Pittsburgh, Estados Unidos, a finales de septiembre.
Por último, indicó que los dirigentes del G-8 se mostraron de acuerdo en que los países ricos deberían intentar reducir sus emisiones de dióxido de carbono en un 80 por ciento para 2050.
Visitan la zona devastada
Todo esto, en el marco de la cumbre del G-8 que tiene lugar en el L'Aquila, región italiana devastada por el terremoto que tuvo lugar hace apenas tres meses. Por este motivo, los líderes políticos no han querido dejar pasar la oportunidad de ver cómo está evolucionando la zona tras la tragedia.
Por un lado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha visitado sus calles paseándose entre las ruinas de los edificios de viviendas, sedes de instituciones públicas y monumentos artísticos junto al primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi. Pero Obama no ha sido el único en visitar esta zona. Angela Merkel se ha pasado por el lugar esta mañana para ver con sus propios ojos los estragos que causó la tragedia en Onna, una de las poblaciones más afectadas.
Pero algunos de los habitantes de la zona no están contentos con la situación en la que han quedado después del terrible terremoto. Y por eso ante estas visitas, los mandatarios han sido recibidos con un eslogan gigante en el que se leía 'Yes, we camp'. Así, quisieron ironizar sobre la situación en que se encuentran, muchos de ellos sin casa y viviendo en tiendas de campaña provisionales.
Las mujeres visitan al Papa
Pero mientras los líderes políticos del G-8 se encontraban reunidos, el Papa Benedicto XVI ha recibido a las siete de las esposas de los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros del G-8 que participan en la cumbre quienes estuvieron acompañadas por las dos únicas ministras del Gobierno italiano, Mara Carfagna y Maria Stella Gelmini.
Entre las ausentes a esta cita, Michelle Obama, que acompañará este próximo jueves a su marido, el presidente estadounidense, Barack Obama, a la audiencia que le dará el Pontífice, y Carla Bruni.
Bruni ha querido mandar un mensaje a los miembros del G-8 para mantener la inversión realizada en los últimos años, por ejemplo a través del Fondo Global contra el Sida, la Malaria y la Tuberculosis, porque ha ayudado a salvar vidas, pese a la actual situación de crisis económica.
El regalo de Berlusconi
Además, el primer ministro italiano ha querido dar un presente a todos los jefes de Estado y de Gobierno de los ocho países más industrializados del mundo. Un libro sobre el escultor Antonio Canova, de 25 kilos de peso y con la cubierta de mármol de Carrara, ha sido el elegido.
Se trata de diez piezas únicas hechas a mano, cada una con una singularidad, realizadas en Bolonia (norte de Italia) por la Fundación Marilena Ferrari y en las que han trabajado veintitrés maestros artesanos de Italia.