Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El G-20 acuerda mantener los estímulos económicos y vigilar más las bonificaciones de los banqueros

Los ministros de Economía y Finanzas del G-20 reunidos en Londres, han acordado este sábado mantener las medidas de estímulo para la recuperación económica, pese a que algunos países ya han comenzado a mostrar signos de recuperación, y aplicar estrictos controles a las bonificaciones de los banqueros.
Política fiscal expansionista
Los países presentes en el encuentro decidieron que la política monetaria y fiscal debería seguir siendo 'expansionista' todo el tiempo que sea necesario para lograr la recuperación económica. No obstante, sus perspectivas sobre la salida de la crisis han mejorado con respecto a las mostradas por estos países en sus anteriores encuentros.
"Seguiremos dando con decisión nuestro apoyo financiero y aplicando las políticas monetarias y fiscales para la estabilidad de la inflación, así como para la sostenibilidad fiscal a largo plazo, hasta que la recuperación se consolide", han indicado estos países en un borrador de su comunicado conjunto.
Mayor vigilancia de las bonificaciones
Los responsables financieros también han acordado aplicar controles más estrictos sobre las bonificaciones que las instituciones financieras dan a sus directivos con el objetivo, entre otros, de desincentivar a los banqueros a realizar apuestas arriesgadas como las que motivaron la crisis 'subprime' en agosto de 2007.
Más participación de países emergentes
El borrador también aboga por que países emergentes como India y China tengan un mayor peso en la gestión del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, pero no plantea ninguna fórmula para aplicar esta propuesta.
El texto sólo indica que su voz en la toma de decisiones económicas internacionales debe crecer "significativamente" y que esperan que se logren "avances sustanciales" al respecto en la próxima cumbre de líderes del G-20/b> que se celebrará los próximos 24 y 25 de septiembre en Pittsburgh .