Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frustración general de los agentes participantes en la reunión con el ministerio de Trabajo

Los dirigentes de los sindicatos de la Función Pública UGT, CCOO y CSI-CSIF han calificado de auténtica "burla" la reunión de la Mesa General de la Función Pública mantenida esta mañana porque no se les ha explicado nada sobre el recorte salarial a los empleados públicos que hoy jueves aprobará el Gobierno.
Comisiones Obreras ve cada día "más cerca" la convocatoria de una huelga general en contra del plan de ajuste para reducir el déficit público anunciado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero porque las medidas que incluye son "injustas" y "antieconómicas". Así lo ha asegurado el secretario de Acción Sindical Confederal del sindicato, Ramón Górriz, quien ha insistido en que el plan merece el rechazo más contundente de la sociedad porque la rebaja salarial media del 5 por ciento a los funcionarios o la congelación de las pensiones sólo van a servir para "deprimir" la economía y "empobrecer" la sociedad.
Al término de la reunión, que duró aproximadamente una hora y media, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, y la secretaria general de Empleo de CCOO, Paloma López, en rueda de prensa han vuelto a manifestar el rechazo de los sindicatos a unas medidas que consideran "absolutamente injustas".
El ajuste, han señalado ambos, afecta a los trabajadores, a los pensionistas y a las personas que están en situación de dependencia, colectivos que no deben ser los que paguen la crisis porque ya la están pagando, con 4,5 millones de parados, según López.
Ferrer, por su parte, ha criticado la reunión porque no ha sido "de calidad" y ha dicho que los sindicatos han advertido al Gobierno de que si este paquete de medidas "conlleva una reforma laboral, aunque no tocaba hablar hoy de ello", CCOO y UGT no descartan ningún tipo de actuación.
La patronal afirma que no se han concretado medidas
Los secretarios generales de la CEOE, José María Lacasa, y de CEPYME, José Manuel Lara, han reiterado hoy jueves que las medidas del Gobierno para reducir el déficit van en la "buena dirección", aunque han señalado que en la reunión de hoy en el Ministerio de Trabajo no se han concretado.
Tras la reunión extraordinaria entre Trabajo, patronal y sindicatos para que el Gobierno informase sobre el ajuste, Lacasa ha dicho que aunque las medidas van en la buena dirección, llegan un poco tarde y hubiera sido mejor que se hubieran tomado antes. Ha declarado que "no hay que tocar" los gastos de inversión porque España necesita reactivar la actividad productiva, aunque ha valorado que "de momento" el paquete de medidas no contemple ninguna subida de impuestos.
Ante la intención del Gobierno de aumentar la fiscalidad en algunas figuras impositivas, Lacasa ha admitido que "eso sería un error", porque penalizaría el consumo y podría provocar una salida de capitales.
Candido Méndez también desencantado
El secretario general de UGT ha pasado por los micrófonos de 'Hoy por Hoy' en el día que el Gobierno tiene previsto aprobar en el Consejo de Ministros las medidas de recorte del déficit; unas medidas que han llevado a los sindicatos a convocar una huelga general para el próximo 8 de junio y a anunciar que presentarán un recurso en los tribunales. El líder de UGT ha reconocido en 'Hoy por Hoy' que la reforma laboral debería estar resuelta en lo sustancial antes de final de mes y que está dispuesto a contemplar el modelo austriaco
En cuanto a la reforma laboral, ha dicho que a finales de mes, la negociación con la patronal debería estar resuelta en lo sustancial, a lo que ha añadido "debo decir que las medidas y declaraciones del Gobierno no nos están ayudando".