Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia y Nueva Zelanda detectan posibles casos de gripe porcina

Las autoridades francesas examinan hasta un total de cinco casos sospechosos de gripe porcina en personas procedentes de México y Estados Unidos. Tres de ellas han sido ingresadas en un hospital en Tourcoing (norte) por presentar síntomas que pudieran estar relacionados con la enfermedad.
Se trata de una pareja de cincuenta años y su hijo, de unos veinte. Procedían de California y los resultados de los exámenes a los que están siendo sometidos se conocerán a última hora de este domingo. La delegación del Gobierno en Lille han asegurado que, aunque aún no se sepa si son portadores de la enfermedad, se les esta tratando como si fueran portadores del virus y que se están tomando las medidas necesarias para impedir el contagio.
El director general de Sanidad, Didier Houssin, había manifestado anteriormente que existían "dudas, no confirmadas, sobre dos personas procedentes de México", que podrían estar también afectadas de fiebre porcina. Según Houssin "no se puede excluir que lleguen a territorio galo más personas afectadas por el virus".
Las autoridades francesas han creado un centro de crisis en el ministerio de Sanidad para seguir la evolución de la situación en México y las posibles consecuencias en territorio francés. Por otro lado, el Instituto Nacional de Vigilancia Sanitaria ha activado un dispositivo de alerta para detectar y comprobar cualquier caso de infección que pueda descubrirse.
Posibles casos en Nueva Zelanda
Diez estudiantes de Nueva Zelanda podrían haber contraído, también, la gripe porcina tras haber regresado de un viaje a México. Según el ministro de Sanidad neozelandés, Tony Ryall, todavía no hay confirmación oficial sobre sus casos, pero han dado positivo por un virus de la gripe que contiene la cepa de origen animal H1N1.
Mientras los resultados de los análisis del laboratorio se esperan en las próximas horas, se sabe que ninguno de ellos está gravemente enfermo y al parecer se están recuperando.
Los afectados pertenecen al grupo de 25 alumnos universitarios y tres profesores que fueron puestos en cuarentena tras su llegada este pasado sábado a Nueva Zelanda procedentes de México. Como medida de precaución fueron sometidos a pruebas para averiguar si han contraído la gripe porcina.
Según la directora de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, el actual brote tiene el potencial de convertirse en una pandemia mundial.