Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía seguirá luchando contra ETA "digan lo que digan los terroristas"

Cándido Conde-PumpidoCNN+/Cuatro
"Digan lo que digan los terroristas y quienes los apoyan, seguimos y seguiremos cegando las vías de la violencia en todos los tramos de su cruel recorrido", dijo en su discurso el máximo responsable del Ministerio Fiscal. De cara a las próximas citas electorales, como las municipales que se celebrarán en 2011, Conde-Pumpido ha asegurado que la Fiscalía seguirá haciendo "cuanto el Estado de derecho nos permita para que ni los asesinos, ni sus testaferros, ni quienes sirvan a sus intereses usurpen con su presencia las instituciones democráticas".
Esta labor se llevará cabo "al amparo de la Constitución y del sistema europeo de Derecho Humanos" y con el objetivo de "eliminar cualquier resquicio de la ley que ofrezca ventajas a quienes la desafían"
Menos atentados
En el marco de la lucha contra ETA, Conde-Pumpido ha subrayado que el año 2009 supuso la reducción, en comparación con el año 2008, en un 60 por ciento del número de atentados cometidos por la banda terrorista .
También ha destacado que la cifra de víctimas mortales a manos de ETA "ha ido descendiendo progresivamente a lo largo de los años". En el año 2009, la banda terrorista asesinó a tres personas: el inspector de la Policía Nacional Eduardo Puelles y los guardias civiles Carlos Sáez de Tejada García y Diego Salva Lezaun.
En contrapartida, 141 personas fueron detenidas por su vinculación con ETA, de las que 106 fueron arrestadas en territorio español y 32 en Francia , incluidos importantes responsables de la organización terrorista.
El fiscal general del Estado ha asegurado que "la intensa actividad desarrollada por el Ministerio Fiscal en este ámbito" se concretó en la presentación durante el año 2009 de un total de 40 escritos de acusación contra 111 personas relacionadas directa o indirectamente con el terrorismo de ETA.
Estos procesos desembocaron en la celebración de 49 juicios que dieron lugar a otras tantas sentencias, en las que resultaron condenadas 86 personas, aproximadamente un 76 por ciento de los que habían sido objeto de acusación por parte de la Fiscalía. Conde-Pumpido ha señalado en este apartado "la extraordinaria colaboración prestada por otros estados", especialmente Francia pero también Portugal.
La Fiscalía persigue la corrupción sin distinguir partidos
El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha querido dejar claro este lunes en el acto de apertura del nuevo Año Judicial que su departamento lucha contra la corrupción en los poderes públicos independientemente de si esta "se vincula a una u otra formación política o corriente ideológica".
El máximo responsable del Ministerio Público, ha asegurado que la lucha de la Fiscalía contra la corrupción "no se vincula a una u otra formación política o corriente ideológica" sino que se enfoca contra aquellas personas que, independientemente de las siglas bajo las que actúan, "sólo militan en su propio afán depredatorio y en el desprecio de la legitimidad democrática".
En este sentido, ha reclamado "la confianza y el apoyo unánime de todos los demócratas honestos" a la labor "ardua e imparcial" que realizan los fiscales que luchan contra la corrupción en los poderes públicos.
También ha destacado como una "prioridad" de "todas las fuerzas sociales y políticas" la lucha contra la corrupción para así "evitar que nadie convierta en injusta ventaja el ejercicio de su posición de poder, civil o económico".
El fiscal general del Estado también ha defendido una implicación cada vez mayor de los fiscales en la investigación criminal "mediante su participación activa y dinamizadora en la fase de instrucción de los procesos penales".
Los delitos subieron un 1,5 por ciento en 2009, el menor aumento de los últimos 4 años
Los procedimientos por delito incoados en 2009 crecieron un 1,5 por ciento respecto al año anterior, al pasar de 4.680.449 a 4.750.913, según la Memoria de la Fiscalía General del Estado hecha pública este martes, que subraya que este aumento es el menor de los últimos cuatro ejercicios. El número de diligencias abiertas -que con las de la Audiencia Nacional llega a los 4.753.144- se incrementó en 27 provincias y se redujo en las otras 23; mientras que por tipo de delito bajaron los robos, las lesiones y las agresiones sexuales y subieron los homicidios y asesinatos, los impagos de pensiones y las violaciones de los derechos de los trabajadores.
La Fiscalía califica de "discretísimo" el incremento del 1,5 por ciento en el total de procedimientos abiertos -que atribuye al incremento de la población y a "la creciente complejidad de las relaciones sociales- y dice que es un dato "sin duda esperanzador", ya que es "el más bajo de los cuatro últimos ejercicios". Por capítulos, los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico supusieron de nuevo más de la mitad -el 51 por ciento- de las infracciones registradas, con 2.310.147 diligencias abiertas, pero aun así reflejaron una ligera tendencia a la baja, "concretada en un índice negativo del 1,5 por ciento".
Dentro de este apartado, no obstante, los robos con violencia e intimidación aumentaron un 1,9 por ciento, hasta los 88.989, mientras que hubo un "claro descenso" de los procedimientos por hurto -896.408, un 3,25 por ciento menos- y de los robos con fuerza -715.695, el 1,29 por ciento menos-. Para la Fiscalía, ese dato "merece, sin duda, una valoración positiva, ya que estas ilícitas conductas inciden de forma importante en la percepción que los ciudadanos tienen de la seguridad pública".
Aun sin abandonar este capítulo, en 2009 subieron las estafas -117.573, un dos por ciento más-, las apropiaciones indebidas -que pasaron de 25.979 a 30.424- y los delitos de daños -364.013, un cinco por ciento más-, mientras que bajaron de 8.200 a 7.579 los delitos contra la propiedad intelectual e industrial, rompiendo la tendencia al alza detectada en ejercicios anteriores. En cuanto a las diligencias por delitos contra la vida y la integridad física, que suponen en torno al veinte por ciento del total, la Memoria señala que también bajaron, en este caso un 2,5 por ciento, hasta los 921.130, aunque en su forma más grave -los homicidios y asesinatos- experimentaron un repunte, al pasar de 1.337 a 1.378.
Por provincias, y con la advertencia de que el número de procedimientos incoados no puede identificarse con muertes efectivamente causadas -ya que hay fallecimientos accidentales e incluso suicidios que inicialmente se califican como homicidio-, Barcelona registró el número más alto de este tipo de diligencias, con 203; seguida por Madrid (143) y Valencia (104). Entre las diligencias que más aumentaron el año pasado figuran las relativas a los delitos contra la libertad -amenazas, coacciones o detenciones ilegales-, que se incrementaron en un seis por ciento y llegaron a las 73.610.
Bajaron, sin embargo, los procedimientos por delitos contra la libertad e indemnidad sexual -13.580, un 2,2 por ciento menos que en 2008-, de los que casi la mitad -6.472- son diligencias incoadas por denuncias de agresión sexual, incluidas las 156 relativas a hechos calificables como violación, que no obstante son 104 menos que las registradas el año pasado. La Memoria de la Fiscalía llama la atención sobre el importante aumento, de un 26 por ciento, de los delitos de abandono de familia, que ascendieron a 28.180, de los que la mayor parte -19.219- correspondieron a la modalidad de impago de pensiones.
"Sin lugar a duda estos resultados ponen de manifiesto la persistencia en situaciones graves de incumplimiento de obligaciones de protección y cuidado respecto de los miembros más débiles del grupo familiar", dice la Fiscalía. También aumentaron las diligencias por delitos contra la Administración Pública y la Administración de Justicia y las referentes a comportamientos que atentan contra los derechos de los trabajadores, que se incrementaron en un 14,79 por ciento respecto a 2008 y de las que más de un 70 por ciento se correspondieron con conductas ilícitas contra la seguridad y la higiene en el trabajo. Por último, la Memoria señala que en 2009 se incoaron 44.059 diligencias por delitos contra la seguridad vial y otras 18.906 por tráfico de drogas.