Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pide 18 meses de cárcel sin cumplimiento para Villepin

La Fiscalía de París ha pedido una pena de 18 meses de cárcel exentos de cumplimiento contra el ex primer ministro francés Dominique de Villepin por su complicidad en la elaboración de listas falsas de beneficiarios de comisiones ilegales conocido como 'caso Clearstream'. El Ministerio Público solicita también que se imponga al ex jefe del Gobierno una multa de 45.000 euros.
La Fiscalía ha pedido además penas de prisión firme contra el ex dirigente de EADS Jean-Louis Gergorin y contra el informático Imad Lahoud, a los que considera como cerebros de la trama. El Fiscal jefe de París, Jean-Claude Marin, considera que Villepin es "cómplice" en la denuncia falsa de los beneficiarios del cobro de comisiones ilegales en 2004, entre los que se encontraba el actual presidente de la República, Nicolas Sarkozy.
Nada más conocer la petición fiscal, el ex primer ministro responsabilizó a Sarkozy de estar detrás de la misma y acusó al fiscal de no haber "seguido la verdad de los hechos". "Nicolas Sarkozy prometió colgarme de un gancho de carnicero. Veo que ha cumplido su promesa", ha afirmado visiblemente emocionado Villepin, que al inicio del juicio se consideró víctima del "ensañamiento" del presidente.
Villepin como instigador
Sin embargo, el Ministerio Público no ha seguido a los instructores a la hora de considerar a Villepin como el instigador de las listas falsas de beneficiarios del cobro de comisiones ilegales, entre ellos Sarkozy, con quien en aquellos años mantenía una rivalidad política por ser el candidato conservador a las Presidenciales de 2007.
Para Marin no hay pruebas "tangibles" de la implicación "consciente y deliberada" de Villepin en el caso, aunque el fiscal reconoce que persisten "interrogantes" sobre su actuación. El representante de la acusación pública señaló que durante el juicio quedó demostrado que el ex primer ministro conocía en el verano de 2004 que las listas del caso Clearstream eran falsas, pero guardó un "silencio" que le hace "cómplice" de la trama.