Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía acusa a Matas de pagar gastos de un mitin de Rajoy con fondos de Govern

La Fiscalía Anticorrupción de Baleares acusa al ex presidente del Govern, Jaume Matas, de malversación de fondos públicos por pagar con fondos del Govern un mitin del líder del PP, Mariano Rajoy, en la campaña electoral autonómica de 2007.
Asimismo, el auto que recoge las numerosas imputaciones contra Matas de los fiscales Pedro Horrach y Joan Carrau da cuenta de este presunto delito de financiación irregular así como del pago de gastos electorales del PP balear a través de órganos del Govern y de un delito electoral por abonar con dinero negro servicios al partido.
Curiosamente, el mitin de Rajoy se celebró el 18 de mayo de 2007 en el Palma Arena, el velódromo que da nombre al caso de presunta corrupción por el que Matas podría enfrentarse a acusaciones que llevan aparejadas penas de hasta 24 años de cárcel. Según los documentos en poder de la Fiscalía, la Fundación Illesport, un órgano del Govern ligado también a la construcción del velódromo, abonó facturas por valor de unos 3.800 euros por servicios de limpieza y vigilancia del recinto deportivo, donde, según las crónicas electorales, el líder nacional del PP reunió a 9.000 simpatizantes.
Facturas falsas

En la misma campaña electoral, de acuerdo al relato de los fiscales anticorrupción, Illesport y la Conselleria de Vicepresidencia, que dirigía Rosa Estarás, primera sucesora de Matas y hoy eurodiputada, pagaron facturas falsas a la empresa de comunicación y publicidad Nimbus.
Estas facturas abonadas por servicios supuestamente encargados por los citados organismos del Govern pero nunca realizados suman unos 19.000 euros. El otro presunto delito ligado directamente a la actividad de Matas como máximo responsable del PP balear también implica a su cuñado y ex gerente del partido, Fernando Areal, que también está imputado en el "caso Palma Arena".
Por su parte, el director de la citada empresa Nimbus, Miguel Romero, reconoció en interrogatorios policiales y judiciales previos que parte de los servicios que su sociedad prestó al PP en la campaña autonómica y municipal de 2007 no los facturó y que fue el propio Areal quien le pagó 71.000 euros en dinero negro por esos trabajos.
PP no tomará medidas sobre Matas hasta el lunes
El PP de Baleares no decidirá si sanciona a Matas, a quien el juez del "caso Palma Arena" ya ha retirado el pasaporte, hasta que el próximo lunes haya una decisión definitiva sobre las medidas cautelares pedidas por la Fiscalía.
Así lo han declarado fuentes de la dirección de los populares de las islas, cuyo nuevo presidente, José Ramón Bauzá, ya anunció que esperaría una decisión de la Justicia para pronunciarse, aunque eludió referirse expresamente a la posibilidad de suspender de militancia o expulsar a Matas.