Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía de Cataluña investiga las agresiones a diputados catalanes

La Fiscalía investigará ahora si los violentos cometieron un delito e intentará identificar a las personas que cometieron las agresiones. Seis personas de nacionalidad española fueron detenidas a lo largo de este miércoles durante el dispositivo policial por desobediencia a la policía. El dispositivo de 550 mossos se inició a las 6 horas, con el objetivo de garantizar el inicio y el desarrollo normal del pleno parlamentario, previsto para las 10 horas y que se acabó retrasando un cuarto de hora.
La presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, ha apelado a la Justicia a que actúe tras los incidentes en la protesta. "Espero que haya denuncias necesarias y las pruebas suficientes para que la Fiscalía y los jueces actúen" para que situaciones como esta no se permitan y se castiguen, ha asegurado en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press.
Ha recordado que el Código Penal castiga como delito la agresión o la coacción a un ciudadano, y en este caso ha señalado que son "especiales" porque eran los representantes del pueblo de Cataluña, por lo que la consideración de delito es más grave.
De Gispert, ex consejera de Justicia y de Interior, ha asegurado que los incidentes fueron "gravísimos, un atentado al corazón de la democracia", y espera que los manifestantes entiendan que la mayoría de los catalanes quieren mantener esta democracia ganada por los padres y abuelos.
La presidenta del Parlamento catalán ha asegurado que este miércoles habló con la directora general del Gabinete jurídico de la Generalitat para conocer las actuaciones que se tendrán que tomar.
De Gispert ha calificado la jornada de enfrentamientos de "día muy triste, lamentable y preocupante", pero se ha mostrado convencida de que ganó la democracia y no aquellos que quisieron romperla.
Para ella, el movimiento perdió con los incidentes "los puntos que habían ganado", y ha resaltado que todo sistema político es mejorable, pero por los canales que permite la democracia.
Se ha mostrado preocupada por la imagen que se ha podido dar de Barcelona y Cataluña internacionalmente con la entrada de diputados en helicóptero y furgonas policiales, y ha resaltado que fue "acertada" la decisión de rodear el Parc de la Ciutadella para no permitir la entrada de los 'indignados'.
Finalmente, De Gispert ha remarcado que espera que los incidentes ante el Parlamento catalán sean un punto de inflexión para aquellos que "han restado importancia a grupos radicales o antisistema", y que se deje criticar a la policía cuando se ve obligada a actuar con contundencia.